A pesar de los operativos de seguridad, la “ordeña” de ductos sigue imparable en Tepeaca, Acatzingo y Quecholac

Por: Mario Galeana

Lo llaman el Triángulo Rojo. Y lo gobiernan los huachicoleros. Se trata de la triada que integran los municipios de Tepeaca, Acatzingo y Quecholac, considerados el punto débil de Petróleos Mexicanos (Pemex) en cuanto a robo de combustible.

Pero las cifras y las aristas del triángulo se abren. Palmar de Bravo es hoy, por encima de la triada, el municipio con mayor crecimiento de las tomas clandestinas.

La “ordeña” de ductos de Pemex ha aumentado a la par del número de enfrentamientos violentos entre huachicoleros y fuerzas federales, donde los primeros han obtenido más ventajas que derrotas.

Las refriegas

El 20 de enero pasado, por ejemplo, los ladrones de combustible se enfrentaron con elementos del Ejército Mexicano en San José Bellavista (Palmar de Bravo), y seis militares fueron retenidos y desarmados.

En la refriega, los soldados del 80 Batallón de Infantería detuvieron a seis chupaductos. Uno de ellos fue alcanzado por una bala que rasgó su vientre. Ingresó al Hospital General de Tecamachalco y ahí supieron que Irving Jonathan Mirón Coeto, su nombre, exprimía ductos con apenas 20 años de edad.

Tres meses antes, ahí mismo, en San José Bellavista, ocurrió algo similar: el 27 de octubre pasado un grupo de soldados del Ejército Mexicano fue retenido y desarmado. Pero aquella vez, el desarme corrió a cargo de los pobladores de la comunidad, quienes impidieron que las fuerzas castrenses detuvieran a los ladrones de combustible.

A pesar de esto no hubo una sola detención. La Secretaría General de Gobierno (SGG) reservó la información y atribuyó el incidente a motivos políticos en la región.

Pero la Comisión de Seguridad Pública del Congreso local, presidida por el panista Francisco Rodríguez Álvarez, atribuye los conflictos en Palmar de Bravo a una suerte de descomposición del tejido social.

El diputado aseguró que durante las noches en que las fuerzas federales, acompañadas por los cuerpos policiacos estatales, realizan operativos, la población atisba desde sus ventanas y alerta a los chupaductos.

“La población está recibiendo dinero de estas bandas de la delincuencia. A cambio de eso, los protegen, les avisan de la presencia de operativos”, sostiene el legislador.

¿Cuánta población ha sido cooptada por los huachicoleros? Las autoridades no lo saben. Lo que queda claro es que 26 por ciento de los habitantes de Palmar de Bravo vive en la pobreza extrema.

Palmar de Bravo y el Triángulo Rojo

De 2014 a 2015 Palmar de Bravo se convirtió en el municipio con mayor número de tomas clandestinas de la entidad poblana.

En el primer año, Pemex identificó al menos 21 tomas clandestinas y, para 2015 la cifra subió hasta las 89 fugas u “ordeñas”: es decir, 323 por ciento más que en 2014.

El Triángulo Rojo ha mantenido, a su vez, un crecimiento sostenido. En Tepeaca, las fugas de combustible de la empresa petrolera pasaron de 48 en 2014, a 152 en 2015. Comparación que se resume en un 216 por ciento de aumento.

Quecholac ocupa el segundo puesto dentro de la triada. Entre estos años la “ordeña” tuvo un crecimiento de 288 por ciento, al registrar durante el año pasado 132 fugas, es decir, 88 más que en 2014.

Acatzingo, la última arista del triángulo, registró un aumento de 217 por ciento, tras ser identificadas 108 fugas durante 2015.

Mando policial

Ignacio Mier Bañuelos, diputado local por el distrito de Tecamachalco, que integra Quecholac y Palmar de Bravo, consideró que la policía local debe mantener mejor coordinación con las fuerzas estatales y federales.

El perredista solicitó que el gobierno del estado asuma el mando de la seguridad en la región, sobre todo en Palmar de Bravo.

La medida sólo se ha aplicado una vez en la historia del estado y ocurrió después de que una turba asesinara, en Ajalpan, a los hermanos Rey David y José Abraham Copado Molina.

¿Puede ser equiparada esta tragedia con el tejido que han construido los huachicoleros? Mier Bañuelos sostiene que sí.

“El riesgo siempre va a estar latente”, aseguró.