A la dirigencia, que intentó reunir el voto evangélico, se le olvidó cumplir el no robarás y hay pugnas sin reconciliación entre los dirigentes

Por Mario Galeana

 

Demandas por incumplir pagos, administración anómala de recursos, distanciamiento de sus bases –las comunidades cristianas–, divisiones entre líderes y riesgo de fuga de militantes integran el escenario que enfrenta hoy el Partido Encuentro Social (PES), aliado del PRI y PVEM rumbo a la jornada del 5 de junio.

El líder del PES en Puebla, Raúl Barranco Tenorio, confirmó una fractura con el secretario general del Comité Directivo Estatal (CDE), Abraham García Hernández, quien lo acusó de malversar las prerrogativas para la elección del año pasado y hoy enfrenta un proceso para decidir si se le expulsa del partido.

—¿Abraham García es aún secretario general? —Se inquirió al dirigente.

—Hay un proceso interno en su contra, pero él ya no está en funciones. Está ahora sí que nada más de membrete. La Comisión Nacional de Vigilancia decidirá qué es lo que procede con él —contestó.

Sin embargo, fuentes del partido aseguran que los 46 mil 579 votos obtenidos por el PES en 2015 se deben a la operación electoral del grupo encabezado por García Hernández, a quien señalan como poseedor de la estructura real del partido.

“A él nadie lo conoce. Nadie lo conoce. Es mentira que él opere la estructura”, sostuvo.

Las fuentes del PES que pidieron la gracia del anonimato aseguraron que en la Junta de Conciliación y Arbitraje hay 15 denuncias promovidas por exfuncionarios del partido

Archivo/Agencia Es Imagen
Archivo/Agencia Es Imagen

La D-3/893/2015, por ejemplo, indica que la exdirectora de Comunicación Social, Mirna Toxqui Oliver, trabajó un año sin salario.

—¿Sabe de estos juicios?

—No, yo no sé nada. Si hay algo, ya los abogados se encargarán de ello  —sostuvo.

Para hacer campaña a diputados federales, los equipos recibieron 25 sólo 25 mil pesos y “cheques de plástico” por 20 mil pesos, revelaron.

Por estas diferencias y anomalías –añadieron las fuentes consultadas–, hay riesgo inminente de una fuga de votos y militantes.

sin voto cristiano

Militantes del PES señalan que el partido sólo mantiene relación con la comunidad cristiana Vida Abundante, dirigida por el exregidor priista Fernando Rojas Cristerna, padre del presidente del Comité Directivo Municipal (CDM) capitalino del partido, Luis Ernesto Rojas.

—A nivel nacional, se cree que el PES surgió como una forma de atraer el voto de las comunidades cristianas, pero en Puebla esto no se ha conseguido… —se le inquiere.

—El gremio está muy atomizado. Hay muchos sectores, hay muchas denominaciones y todas son respetables. Nosotros respetamos todas las creencias y las ideologías. En esta apertura y tolerancia, nosotros no vamos a caer en ese juego de decir que uno u otro tiene la razón. Recordemos que nadie en esta vida es monedita de oro —responde.

 

Apoyo a PRI, decisión cupular

El presidente estatal del PES sostuvo, por otra parte, que la decisión de ir en candidatura en común con el PRI-PVEM para impulsar a Blanca Alcalá Ruiz a la gubernatura corta provino de la dirigencia nacional.

“Nosotros no decidimos nada. Hubo acercamientos políticos y diplomáticos con él (Antonio Gali, candidato de la coalición Sigamos Adelante), y con varios actores e instituciones. Pero nunca se habló de nada más. Yo siempre dije que la decisión sería nacional”, declaró.