Por Mario Galeana

La abanderada priista Blanca Alcalá Ruiz no dará respuesta a los señalamientos por un posible caso de conflicto de intereses generado después de que se hiciera público que, siendo presidenta municipal, otorgó un permiso para la instalación de una gasolinera, de la cual hoy posee el 25 por ciento de sus acciones.

“No tengo mayores comentarios”, dijo en breve entrevista desde Acatlán de Osorio, tras afirmar que será su equipo de campaña el que responda a críticas del vocero del Partido Acción Nacional (PAN), Javier Lozano Alarcón, mismo que consideró “evidente” un posible conflicto de intereses.

En la declaración patrimonial que Alcalá Ruiz presentó ante la iniciativa ciudadana “3de3”, la candidata dijo ser poseedora del 25 por ciento de las acciones de Nacozari Gasolinera, SA. de CV, ubicada en la calle 11 Norte, colonia El Tamborcito.

El portal de noticias Central dio a conocer en días pasados que en 2010, cuando la priista fungía como alcaldesa de Puebla, se autorizó la adecuación de un inmueble que sería utilizado para instalar una nueva estación de servicio, la cual se encontraba en una zona protegida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Cuatro años después de otorgar dicho permiso, en noviembre de 2014, la candidata de la coalición PRI-PVEM-PES hizo una inversión superior o igual a 500 mil pesos a dicha empresa.

Previamente en una entrevista Lozano Alarcón le inquirió: “¿Cómo es posible que tú tengas una gasolinera y te des el permiso cuando eres alcaldesa?”.