El candidato de la coalición Sigamos Adelante resaltó labor de los docentes en Puebla, que han llevado a la entidad a lograr índices de calidad en materia educativa

 

Por: Redacción

Foto: Agencia Es Imagen

El magisterio poblano se le entregó a José Antonio Gali Fayad. Fue en el Complejo Cultural Universitario donde los docentes expresaron su apoyo al abanderado de la coalición Sigamos Adelante, conformada por el PAN, Nueva Alianza, Partido del Trabajo, Pacto Social de Integración y Compromiso por Puebla.

Al llegar al encuentro con el exalcalde, los integrantes del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) eran recibidos en la explanada y el lobby del auditorio de CCU por una batucada y un grupo norteño que interpretaba melodías de Bobby Pulido, Intocable o Grupo Pesado. Daba lo mismo, el fin era amenizar.

Los agremiados a las secciones 23 y 51 también se topaban con el personal que repartía artículos alusivos a la campaña. Las sombrillas y los pegotes con la frase “Esta casa está con Tony Gali” eran de los más solicitados.

Adentro, el turquesa pintaba las butacas del auditorio, en especial de la zona baja que poco a poco se llenaba de asistentes.

El sonido local invitaba a ondear las banderas con el emblema de Nueva Alianza, al tiempo que se escuchaba la canción con la cual Tony Gali promueve su campaña. Todo era coronado con porras hacia el expresidente municipal.

Al filo de las 10 horas, Gali Fayad ingresaba al auditorio, acompañado de Juan Luis Salazar Gutiérrez, en representación del presidente nacional de Nueva Alianza, Luis Castro Obregón; así como de Susana Riestra y los líderes de las secciones 23 y 51 del SNTE, Emilio Salgado Néstor y Jorge Luis Barrera de la Rosa.

A la hora de tomar el micrófono, Riestra Piña recordaba por qué el partido del magisterio apoyaba nuevamente a Tony Gali, ahora como candidato a la gubernatura. “Porque es un proyecto que mira hacia el futuro”, decía.

Tanto Emilio Salgado como Jorge Luis de la Barrera, se pronunciaban a favor de mantener una educación de calidad en el estado, como una política pública que pueda imperar en la administración de Gali Fayad, en caso de lograr el triunfo en las urnas.

“Es un hombre de palabra en temas sociales como la educación. Con él está garantizada la calidad”, exclamaba De la Barrera Rosa. De inmediato, los líderes magisteriales levantaban las manos al representante de la coalición Sigamos Adelante.

Los turnos al micrófono continuaban y Juan Luis Salazar aprovechó para destacar la principal cualidad de su candidato. “Señalo al mejor, el de mejores principios y el que piensa en forma plural para los poblanos, ese es Tony Gali; Nueva Alianza no se equivoca, porque la base está formada por gente inteligente y preparada, está formada por el magisterio nacional”.

Minutos más tarde, Gerardo Islas Maldonado, líder estatal de Nueva Alianza, comprometía a los agremiados a depositar su voto a favor de Gali Fayad.

Así, el exalcalde hacía uso de la palabra para reconocer la labor de los docentes en la entidad y cambiar la cara e imagen del estado a nivel nacional. “Porque tenemos los primeros lugares en desempeño educativo, hoy pueden ver también la infraestructura”.

Y como parte de sus propuestas de campaña, el también exsecretario de Infraestructura se comprometía a otorgar mejores prestaciones al magisterio, construir estancias infantiles y entregar más uniformes y computadoras en primarias y secundarias.

De esta manera, entre discurso y discurso que eran coronados por palmas y porras, los docentes expresaban su respaldo a la plataforma de Tony Gali rumbo a la gubernatura.