Flanqueada por la alcaldesa de Tehuacán, Ernestina Fernández, Blanca Alcalá dijo su discurso más crítico de su campaña hasta el momento

 

Por Mario Galeana

 

La #BatallaBlanca es real. Al menos ayer, en Tehuacán, lo fue. Entre jaloneos y empujones, Blanca Alcalá Ruiz, candidata del PRI a la gubernatura, se abrió paso por la puerta trasera de un salón de fiestas en la segunda ciudad más poblada del estado.

RICARDO RODRÍGUEZ/AGENCIA ES IMAGEN
RICARDO RODRÍGUEZ/AGENCIA ES IMAGEN

Afuera, una multitud de al menos cien personas le gritaba porras, le robaba abrazos, selfies, besos… mientras, a unos 30 metros, una multitud separaba a dos hombres, ambos priistas, que se liaban a golpes.

“¡Cuiden a sus perros, cuiden a sus perros!”, le recriminaba una mujer con la leyenda de “Promotor” a uno de los involucrados en la bronca. El otro subió rápidamente a un vehículo azul adornado con un microperforado de la candidata priista, y enfiló hacia rumbo desconocido.

Tarde, un reportero gráfico local se acercó y lanzó un disparo, aun cuando la batalla blanca entre promotores había finalizado.

“¡No tomes fotos, cabrón!”, le dijo una mujer adulta, cuyo ceño fruncido hacía más profundos los surcos de su rostro. El fotógrafo huyó cámara en mano.

La #BatallaBlanca fue real y opacó, tal vez, uno de los discursos más frontales que se le recuerdan a Alcalá Ruiz desde su registro como precandidata priista, hasta los 16 días de campaña cumplidos ayer.

La senadora con licencia, sin embargo, parece haber evadido un reto: abarrotar la plaza pública de Tehuacán. Un día antes de su llegada a la ciudad, el candidato de la coalición Sigamos Adelante, Antonio Gali Fayad, pisó la “Ciudad de Indios”.

El resultado fue un multitudinario mítin justo frente al Ayuntamiento de Tehuacán, gobernado por la priista Ernestina Fernández de Alatriste, del que Gali Fayad presumió una y otra vez a través de sus redes sociales: miles de banderas blanquiazules ondeando en fotografías y videos.

RICARDO RODRÍGUEZ/AGENCIA ES IMAGEN
RICARDO RODRÍGUEZ/AGENCIA ES IMAGEN

Alcalá Ruiz eligió como sede, en cambio, un pequeño salón de fiestas alejado del centro. El recinto reunió a unos 800 simpatizantes que, apretujados, dieron una de las bienvenidas más cálidas a la candidata.

En su visita a Tehuacán, Gali Fayad “extendió la mano” a la priista Fernández de Alatriste, cuya administración ha mantenido desavenencias con el gobierno estatal. Pero el mítin priista de ayer indicó que, al menos en lo público, el candidato blanquiazul quedará con el brazo en el aire: Fernández de Alatriste anunció “todo el apoyo” a la expresidenta de la capital.

Alcalá Ruiz parece guardar una intención clara por remontar las encuestas que la ubican abajo del candidato panista. Su segundo discurso en su tercera semana de campaña ha sido frontal y crítico hacia el gobernador Rafael Moreno Valle, al que señaló por la promoción de su imagen.

RICARDO RODRÍGUEZ/AGENCIA ES IMAGEN
RICARDO RODRÍGUEZ/AGENCIA ES IMAGEN

“A Blanca Alcalá no le va a interesar que su primer informe de gobierno se vea en todos los cines del país, no. Ese dinero lo vamos a invertir en ustedes (…) A Blanca Alcalá no le va a interesar subir en la rueda de la fortuna. Eso no les sirve a ustedes. Vamos a invertir ese dinero en sus necesidades.

“No más teleféricos, no más ruedas de la fortuna, no más estar gastando en la imagen de un gobernante. Vamos a gastar en las necesidades de la gente. De eso se trata esta elección”, dijo frente a una multitud que hizo sonar matracas y tambores.

Aseguró, además, que “cientos” de maestros y transportistas han sido amedrentados por mostrar simpatía hacia su candidatura. “¿Dónde quedó la democracia en Puebla?”, lanzó en un claro reto.

La Batalla Blanca sonaba, al fin. Y más tarde, en la parte trasera del salón de fiestas, la Batalla Blanca fue filmada en los teléfonos celulares.