El líder de la fundación protectora de animales compartió con estudiantes del TEC su visión sobre la relación hombre-fiera

 

Por Luis Conde

 

Loco. Un loco que ama a los animales, así se define Eduardo Serio, fundador de Black Jaguar White Tiger,  organización que tiene un objetivo muy claro: concientizar a los humanos sobre el cuidado y la importancia de los animales.

Al frente de alumnos del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey campus Puebla, Eduardo Serio comentó el papel de su fundación dentro de la búsqueda de la igualdad en el trato de animales y la educación hacia los humanos para ser un agente de cambio en la relación hombre-fiera.

Conseguir la igualdad en el trato a los seres vivo es su misión. ÁNGEL FLORES/AGENCIA ES IMAGEN
Conseguir la igualdad en el trato a los seres vivo es su misión.
ÁNGEL FLORES/AGENCIA ES IMAGEN

Con una “familia” de 230 felinos, entre tigres, leones, jaguares y pumas; Eduardo sabe que el secreto para poder interactuar con ellos es “silenciar la mente y encontrar la conexión”, pues desde hace dos años, cuando tuvo su primer encuentro con un jaguar,  supo que tenía que hacer algo para ayudarlos. Y desde entonces no se detuvo.

Hoy, el hogar que comparte con los animales rescatados de circos y del abandono se llena de huellas no sólo de los enormes gatos, también están las de todos aquellos animales en situación vulnerable .

CORTESÍA FACEBOOK.COM/JAGUARANDTIGER
CORTESÍA FACEBOOK.COM/JAGUARANDTIGER

Las redes sociales, un arma concientizadora

Mantener a los animales en un hábitat lo más cercano a su entorno natural es una de las metas de esta fundación, es por ello que Eduardo, junto con su equipo de colaboradores y amigos, utiliza las redes sociales como una herramienta para transmitir su amor por los felinos.

Aunque este santuario no está abierto al público, más de 11 mil 600 videos informativos en Instagram y en Facebook son el arsenal con el que la fundación busca atravesar los ojos de las personas para compartir el cambio en la vida de los felinos que alberga.

CORTESÍA FACEBOOK.COM/JAGUARANDTIGER
CORTESÍA FACEBOOK.COM/JAGUARANDTIGER

“No está abierto al público porque entonces se convertiría en un zoológico. La idea es mantener la magia y el respeto que se tiene en los animales”, asegura Eduardo, quien además niega el acceso a su santuario, en la Ciudad de México, a quienes no sean capaces de generar un cambio de consciencia de grandes dimensiones.

A través de un intercambio de ideas entre el líder de la fundación y alumnos del Tec, Eduardo dejó  en claro que la fundación que preside no busca algo más que la igualdad de trato a todos los seres vivos.