La Quinta Columna

Por: Mario Alberto Mejía / @QuintaMam

 

Esta historia podría empezar como termina la columna institucional de 24 Horas: ¿Será?

Una fuente extraordinariamente eficaz me dijo que muy pronto se dará a conocer la baja de la Fundación Azteca de Esteban Moctezuma Barragán, el peor secretario de Gobernación —el más humillado— que ha tenido este país.

Y es que, al decir de los lavaderos políticos, Ricardo Salinas Pliego no ha soportado la presión del gobierno federal y ya determinó la salida de la Presidencia de esa fundación de quien hizo el ridículo en el tema del subcomandante Marcos durante el gobierno del presidente Zedillo.

Ya se sabe: primero está la cartera y luego el ánimo democrático.

Ahora sí que como diría la columna institucional de 24 Horas:

¿Será?

 

Y la Maestra Llora un Poco

Cuentan personajes de primer nivel del gobierno federal que el presidente Peña Nieto sólo tiene un arrepentimiento mayor.

Y no es la Casa Blanca.

Tampoco la reacción del gobierno en el caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.

Sus tribulaciones nada tienen que ver con la visita a Los Pinos del candidato Donald Trump.

Menos aún con los gasolinazos.

Su cuita principal es una:

La aprehensión de la profesora Elba Esther Gordillo.

El hipócrita lector lo sabe bien:

Gracias a esa detención el sector educativo se volvió un mar enfebrecido.

Un penalti sin portero.

Cada vez que sus íntimos le preguntan de qué se arrepiente en los años que lleva al frente del país, el presidente dice sin dudarlo que de haber metido a la cárcel a la profesora.

Ese fantasma por fin dejará de perseguirlo, aunque en términos de psicoanálisis vivirá para siempre en su ropero.

En Los Pinos hay quien piensa que rumbo a 2018, y desde una residencia llena de oropeles, la profesora podrá volver a operar como en sus mejores tiempos.

El hipócrita lector sabrá entender el guiño.