Crónicas marcianas – La traición panista y la caída de los dioses

Crónicas marcianas
Por: Zeus Munive / @eljovenzeus 

“Cuando un político muere, mucha gente acude a su entierro. Pero sólo lo hacen para estar completamente seguros de que se encuentra en verdad bajo tierra”,

Georges  Clemenceau *

Ahora sí, el secretario General del CEN panista, Héctor Larios Córdova, colocó el último clavo al ataúd del grupo político que encabezó Rafael Moreno Valle, pues en la conferencia de prensa que encabezó –en el restaurante y librería Profética–, dijo que eligieron a Enrique Cárdenas como su candidato a la gubernatura porque no representaba al morenovallismo.

“En las pláticas con Guillermo (Velázquez), me decía: ‘es que a mí la gente me conoce como alguien cercano a Moreno Valle. Entonces tomamos la decisión de apoyar a un ciudadano”, y así de tajo traicionó a Rafael Moreno Valle, quien por cierto, lo hizo secretario General del PAN en una alianza que hizo con Marko Cortés cuando éste era candidato a dirigir el partido blanquiazul.

Desde la muerte de la pareja más poderosa de Puebla, había serias sospechas de que Marko Cortés se quería deshacer del panismo local, sobre todo cuando quedaron en ridículo él y sus gobernadores porque no eligieron los diputados como gobernador interino a Jesús Rodríguez Almeida.

Quería la revancha con el morenovallismo. Ahora, con la designación del ex rector de la Udlap como su candidato a Casa Puebla, el presidente nacional del PAN no deja ninguna duda de sus deseos de venganza y hasta se dio el lujo de poner a sus dirigentes locales como unos peleles.

El desquite del líder nacional fue cuando creó todo un circo con los aspirantes a la gubernatura entre los que participaron: Guillermo Velázquez, Francisco Fraile, Blanca Jiménez y hasta Ana Teresa Aranda. Incluso, filtró a algunos medios que desde el CEN albiazul buscaron a Alejandro Armenta Mier para generar ruido en la contienda interna de Morena.

Desde la Ciudad de México le hicieron creer al alcalde de Atlixco que él sería el elegido porque representaba la memoria de los difuntos Alonso-Moreno Valle.

Total que fue pura faramalla para poner a un enemigo del morenovallismo, que representa los intereses de El Yunque en Puebla, con la intención de que retome el control del panismo local.

Al fin y al cabo, Cortés aplicó la de muerto el rey, viva el rey, no obstante, con esas acciones, ¿cómo vamos a creerle cuando vuelva a exigir al gobierno de la República que se esclarezca la muerte de Moreno Valle y su esposa? Eso de lucrar con la muerte de alguien no es muy ético. ¿Qué dirán las familias de los dos difuntos ahora que le dieron un cargo a un enemigo de sus hijos?

En esta jugada, Cárdenas queda evidenciado como incongruente: hace un año rogaba por ser parte de Movimiento Regeneración Nacional, pero cuando eligieron de candidato a Luis Miguel Barbosa hizo berrinche y se puso en contra de Andrés Manuel López Obrador.

También, en 2018, pidió que no votaran por el PRD, PAN y Movimiento Ciudadano porque no abrieron las condiciones para que él jugara como independiente. Ahora, un año después cambia su chaqueta y siempre sí, esos partidos para él están muy bien.

¿Dónde queda la congruencia de Enrique Cárdenas al encabezar al partido que para él generó un adeudo oculto y generó pasivos como los PPS (pepe-eses) que dañaron al erario poblano?, según él.

Un enemigo del morenovallismo se va a encabezar a tres partidos morenovallistas, vaya cosa, que algo ya huele mal en los grupos de transparencia.

No cabe duda, el comer sapos justifica los medios.

 

  1. * La frase usada en el epígrafe de esta columna es tomada de un texto que nos envió un politólogo a la Revista 360 Grados Instrucciones para vivir en Puebla, sobre un análisis de por qué desapareció el grupo morenovallista en menos de un mes. No es por hacer un comercial, pero en este número más reciente entrevistamos a tres académicos para hablar de qué fue y qué es lo que pasó políticamente con el grupo en el poder. Originalmente se llamaríaLa Caída de los Dioses como el título de la película de Luchino Visconti, pero dadas las circunstancias quedó como El Nuevo Orden.

Aquí les dejamos el link para que la disfruten:

https://issuu.com/laaldea/docs/360_116_febrero-marzo2019_issuu