La Entrega – Sospechoso silencio

La Entrega
Por: Adrián Ruíz  / ruizdur@hotmail.com

La visita a Puebla del presidente AMLO el fin de semana pasado abrió un compás de espera para la elección del candidato por Morena a la gubernatura local. A partir de ese día se inició un silencio total de los aspirantes. Los dos posibles Luis Miguel Barbosa y Alejandro Armenta se alinearon.

Ambos personajes después del pasado domingo se refugiaron en sus casas de campaña con sus respectivos equipos sin declarar nada. La orden fue tajantes “nadie se mueva. El viernes 15 se revelará el resultado de las encuestas para conocer al candidato”.

Barbosa y Armenta esperan con ansia los resultados. El dilema es si el perdedor va a aceptar y trabajar en pro del ganador.

Para la mayoría de los morenistas presentes en la visita de AMLO, las señales en corto fueron a favor de Barbosa. Sin embargo en el bando contrario confían en que las encuestas sean derechas y para ello contarán con la presión que desde el senado se ejerza.

El mensaje de López Obrador tuvo como destinatarios, además de los dos más fuertes aspirantes, a todos los integrantes del gobierno estatal y municipal. Al mismo tiempo dio un espaldarazo a la presidenta municipal Claudia Rivera.

En el estrado montado en la zona de los Fuertes, habló fuerte y claro a quienes estuvieron junto a él. “No voy a permitir que ningún funcionario intervenga o se involucre en las próximas elecciones”.

Según sus propias palabras estará atento de lo que acontezca en los siguientes tres meses y fracción que restan para el día de la elección.

El poder total que le dieron los mexicanos le permite ejercerlo a voluntad. Él y sólo él tendrá la última palabra en la designación del candidato.

 

REPORTE DEL INFORMANTE

BOMBA DE TIEMPO. La incursión del crimen organizado en la capital poblana puso a funcionar la cuenta regresiva para que estalle un conflicto de lamentables consecuencias. Un grupo de Los Zetas –lo que queda de ellos– decidó “cobrar piso” a los comerciantes de los principales mercados.

Los delincuentes acuden a La Acocota, Mercado Morelos, Mercado 5 de Mayo y El Alto, mejor conocido como el Garibaldi poblano, para extorsionar.

En días pasados a unos pasos de Casa Aguayo, donde se encuentra la Secretaría de Gobernación estuvo a punto de suscitarse una balacera entre elementos del crimen organizado y gente armada de Los Méndez, quienes reinan en Garibaldi.

Un grupo de 40 zetas llegaron al lugar para exigir cuotas por derecho de piso. Los Méndez con 60 escoltas armados, los expulsaron del lugar y les dijeron que no pagarían nada.

Los minutos fueron tensos. Salieron a relucir armas del lado de los poblanos, por lo que, sin opción, los delincuentes se retiraron. Pero antes amenazaron con regresar.

El peligro acecha a Puebla y los poblanos.