Armenta revira a Yeidckol: “Sabandijas están con mis oponentes”

Ayer, el senador con licencia rebió el apoyo de Ricardo Monreal Ávila, quien dijo que en el partido no hay “sabandijas”, sino “ciudadanos respetables, hombres y mujeres que se esfuerzan por construir un país distinto”. ARCHIVO

El senador con licencia publicó un video en sus redes sociales en el que señaló su conformidad con los procedimientos partidistas.

Por: Mario Galeana

El senador con licencia Alejandro Armenta Mier respondió a la presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, que sólo algunos políticos adheridos a la precampaña de Miguel Barbosa Huerta podrían responder al adjetivo “sabandija”.

Entre ellos, enlistó al priista Ardelio Vargas Fosado, a quien señaló como responsable de agresiones a maestros en Oaxaca durante su paso por el gobierno federal.

“No sé si se refiera a eso la dirigente. Yo no acostumbro a usar calificativos, soy respetuoso de la ley. Veo que actualmente los filtros en los que Morena debe tener cuidado ‒como los tuvo conmigo‒ es hoy, donde hay precampañas con cuadros de la mafia del poder”, rebatió.

Antes, Polevnsky Gurwitz había denunciado la infiltración a Morena de “sabandijas” que pretendían hacerse del control del partido.

Lo anterior, durante un evento en el que también exigió a todos los precandidatos inconformes con el proceso interno de selección de candidatos ‒como Armenta Mier‒ a renunciar a Morena o a abstenerse a cumplir sus procesos.

En respuesta, el senador con licencia publicó un video en sus redes sociales en el que señaló que respeta tanto a la dirigencia nacional como a sus procedimientos partidistas.

“Yo soy respetuoso de la vida institucional del partido, estoy agradecido con Morena y Morena es un partido que los hombres libres que aman a México militan y participan. Así es como llegué a Morena hace dos años y, por lo tanto, la directriz que ha marcado el líder moral, que es nuestro Presidente de la República, es el respeto, la tolerancia”, dijo.

REBATINGA POR CRÍTICAS DE POLEVNSKY GURWITZ

La declaración de Polevnsky Gurwitz generó un aluvión de reacciones a lo largo del día de ayer.

La primera fue la de la propia dirigente nacional de Morena, quien negó haber señalado de manera específica a un militante del partido.

“Después de la elección de 2018 se trató de afiliar medio millón de personas. Lo dije para que tengan claro que tenemos los ojos bien abiertos y que estoy invitando a todos los de Morena que cuidemos el partido y que no entren los oportunistas, no queremos ser contaminados”, matizó.

Más tarde, el coordinador del grupo parlamentario de Morena en el Senado e impulsor de Armenta Mier, Ricardo Monreal Ávila, dijo que en el partido no hay “sabandijas”, sino “ciudadanos respetables, hombres y mujeres que se esfuerzan por construir un país distinto”.

“Conozco a casi todos los militantes de Morena, y son hombres y mujeres respetables”, reviró.

Luego, el senador Jesús Encinas, suplente de Armenta Mier en la Cámara alta, advirtió que el bloque de senadores de Morena presentará un extrañamiento a Polevnsky Gurwitz por dirigirse hacia los militantes de manera despectiva.

Por el contrario, la presidenta nacional de Morena sólo halló respaldo en el coordinador de la bancada de Morena en el Congreso local, Gabriel Biestro Medinilla, quien acusó que algunos políticos se afiliaron al partido para satisfacer sus intereses personales.

“El riesgo se corría siempre. Dijimos que estaba latente el riesgo que se invitaran a oportunistas o gente que solamente iba por ambiciones personales y que debíamos correr ese riesgo. Sí valió la pena correr el riesgo porque hubo personas que enriquecieron al partido al haber entrado”, valoró.