Las Serpientes – Primera semana de campaña (incolora e insípida)

Las Serpientes
Por: Ricardo Morales / @riva_leo

Transcurrió la primera semana de campaña y las cosas se mantienen tal y como iniciaron. Un claro puntero en la persona del candidato de Morena a la gubernatura, Luis Miguel Barbosa, y dos aspirantes (Enrique Cárdenas y Jiménez Merino) que más bien buscan pelear, como ya se ha dicho hasta el cansancio, por el segundo lugar.

Sólo un acontecimiento le puso sabor a la contienda, el complot mongol protagonizado por el senador con licencia Alejandro Armenta, la ex diputada Violeta Lagunes y la rata Edgar Moranchel, un tipejo de bajo perfil; que ganó sus cinco minutos de gloria como soplón y es protegido por el alcalde panista de Atlixco, Guillermo Velázquez, quien solapa a este personaje, según se sabe, a cambio de que pasen sus cuentas públicas.

De no haber sido por este incidente, la primera semana de la campaña habría pasado a la historia como una de las más grises y es que la oposición al parecer ha abandonado su papel y se han circunscrito a ser meras comparsas del puntero, quien se ha dedicado a administrar su ventaja.
Los candidatos opositores, Enrique Cárdenas (PAN, MC y PRD) y Alberto Jiménez Merino (PRI), no han tocado el candidato oficial Luis Miguel Barbosa (Morena, PT y Verde) ni con el pétalo de una rosa, al menos en esta primera semana de campaña.

La guerra de lodo se ha concentrado en las redes sociales, donde el impacto es mínimo, si se toma en cuenta que la lucha en la red es entre los seguidores de los diferentes aspirantes, lo cual no cambia las tendencias establecidas hasta este momento, las cuales en todos y cada uno de los estudios favorecen al oriundo de Zinacatepec, municipio enclavado en la Sierra Negra.

Y es que hay que decirlo, la pasividad con la que arrancaron las campañas de Cárdenas y Jiménez Merino favorece a Luis Miguel Barbosa, quien se ha dedicado a recorrer todo el estado y hasta el momento no ha tenido que emplearse a fondo.

En el box siempre es el retador el que debe ir tras el campeón, para tratar de arrinconarlo y arrebatarle la corona y, hasta el momento, los dos adversarios de Barbosa lo único que han demostrado es que “les hace falta ver más bax”.

Arranca la segunda semana de esta contienda electoral por Casa Puebla que pasó prácticamente desapercibida para la mayor parte de la población, la cual luce su fastidio ante las constantes elecciones en Puebla y lo único que quiere es que se restablezca la seguridad perdida.

 

CLAUDIA ASUME SU RESPONSABILIDAD

Y hablando precisamente del tema que más le interesa a los poblanos, la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, según me cuentan, decidió este fin de semana tomar el toro por los cuernos y emprender una serie de acciones para combatir la inseguridad.

La presidenta municipal decidió enviar un mensaje a la delincuencia al señalar que como presidenta municipal es su obligación combatir con todas sus fuerzas a quienes piensan que el miedo los va a paralizar.

Textualmente, la alcaldesa sentenció: “Estoy convencida de que con el trabajo y el esfuerzo conjunto vamos a recuperar nuestras calles, parques, escuelas y universidades.

“Cumpliré mi palabra, con el acompañamiento de los ciudadanos lo vamos a lograr, ha llegado la hora de los hechos y las respuestas, no hay margen de error”, sentenció Rivera Vivanco.

En lo personal, me gusta este discurso de la alcaldesa; esa era la actitud que se quería ver por parte de Claudia, quien debe encabezar la cruzada contra la violencia y la ola de robos que ha invadido a la Angelópolis.

Todos sabemos que no se trata de una labor fácil ni de algo que se pueda cambiar de la noche a la mañana, pero creo que miles de poblanos esperábamos ver una reacción así de quien encabeza el gobierno municipal.

Ahora será fundamental que estas palabras y nueva actitud se traduzcan en hechos concretos que vayan también de la mano o como, dice la alcaldesa, del acompañamiento de los ciudadanos.