Crónicas marcianas – La bipolaridad del doctor Cárdenas

Crónicas marcianas
Por: Zeus Munive / @eljovenzeus 

¿Cómo se define la campaña de Enrique Cárdenas hasta ahorita?

Un día es panista. Otro es antimorenovallista. Al siguiente simpatiza con el desaparecido grupo del difunto Rafael Moreno Valle, pero una vuelta más al sol y se da cuenta que es “independiente” y para cuando llega el viernes se dice así mismo que es un candidato ciudadano.

Qué terrible esquizofrenia política viven en su cabeza el doctor Jekyll y Mr. Cárdenas.

Total, que quién sabe con qué humor amanezca cada día de la semana. Y es que entre Cárdenas y Gabriel Hinojosa nomás hacen como que sí hacen, pero no hacen nada. Son de esos personajes que dan de vueltas todo un día, pero al final no entregan resultados, como los perros cuando intentan morder su cola.

Todo el capital político de Cárdenas –si es que alguna vez lo tuvo– se irá por el pozo de los deseos al final de la campaña. Quedará estropeado, golpeado, ninguneado, satanizado y pateado por aquel grupo político que asuma el liderazgo en el PAN, una vez que le den las gracias a Genoveva Huerta.

El PAN vive su peor momento en la historia de Puebla, pues nadie quiso tomar el control de ese partido después que el morenovallismo desapareció. Le dejaron el poder a Genoveva, a quien se le hizo más fácil pactar con Marko Cortés el destino de las prerrogativas estatales y así cuidar su cabeza. Rompió con el galismo y se peleó con lo que quedaba del morenovallismo, de tal suerte que hizo de su dirigencia un Frankenstein.

Esa es una de las razones por las cuales la campaña del doctor Jekyll y Mr. Cárdenas es una torre de Babel; a ello hay que sumarle el idealismo ramplón de Gabriel Hinojosa y la falta de una meta clara. ¿Alguien sabe para qué quiere ser gobernador Enrique Cárdenas? La verdad es que hasta el momento no nos ha dicho con certeza qué haría si ganara la elección extraordinaria.

Un ejemplo de ello es: ¿cómo le haría para negociar sus presupuestos y leyes de ingresos con un Congreso del estado opositor?

No le alcanza con los votos de la bancada panista. Y es que en la relación con el Poder Legislativo local está el secreto para gobernar. ¿Cómo le haría para convencer a Gabriel Biestro?, quien es uno de los operadores más cercanos de Luis Miguel Barbosa.

¿Acaso ya se preguntó cómo combatir el robo de hidrocarburo? Por Dios, si para el doctor Jekyll y Míster Cárdenas San Andrés Azumiatla es un municipio y no una junta auxiliar de Puebla.

Pobre candidato panista, pues está más cerca de ser Míster Cárdenas que de actuar como el doctor Jekyll.

Por cierto, y por humanidad, avísenle que empezó la campaña por el gobierno del estado y no por ser el rey feo de la kermés en el Instituto México.

 

MUCHOS SON LOS LLAMADOS…

Desde que arrancó la campaña por la gubernatura, Luis Miguel Barbosa ha recibido adhesiones de todo tipo de personajes: buenos, malos y feos. Algunos han sido recibidos de buena manera y con los brazos abiertos y otros sólo son aceptados sin generar compromisos. Es cierto, el discurso de la reconciliación, empero, no todos entrarían al gobierno en caso de llegar Morena a Casa Aguayo. Hay personajes impresentables.

Barbosa no tiene un pelo de tonto y por eso quienes lo conocen desde que se hizo líder del PRD en 1998 saben muy bien quién es y cómo opera. Cómo es que ha venido logrando acuerdos políticos.

¿Quieren saber quién sí y quién no va a entrar? La respuesta está en la presentación de su equipo de campaña el pasado primero de abril. Todos los ahí nombrados son de sus más cercanos. Tienen mano quienes estuvieron con él desde 2018 y de ahí, no es cosa menor, los que entreguen mejores resultados.

¿Quieren otra pista? Vean quiénes son los que aparecen en los templetes en sus giras. Barbosa, un político educado en la vieja escuela, analiza muy bien qué mensaje quiere enviar en cada una de sus reuniones por el estado, por eso siempre van a estar los que él quiere que estén.

Entre toda esa lista llamó la atención la del empresario Eduardo Rivera Santamaría, quien nos enteramos de que trabaja con Barbosa desde el año pasado y está en sus afectos personales, ya que desde las elecciones contra Martha Erika Alonso estuvo trabajando muy de cerca con el morenista. Tanto él como personajes como David Méndez o Gabriel Biestro estarán en la conformación de la Cuarta Transformación a la poblana.