Las Serpientes – De Jalisco para Puebla

Las Serpientes
Por: Ricardo Morales Sánchez / @riva_leo 

El pasado sábado el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, visitó Puerto Vallarta, Jalisco, donde estuvo acompañado por el gobernador de este estado, Enrique Alfaro Ramírez, quien en los hechos se ha convertido en su principal opositor.

El encuentro, a distancia, podría no tener mucha importancia para la vida de Puebla, pero no es así, ya que Alfaro Ramírez es también, o era, el principal patrocinador de la campaña del ex rector de la Udlap, Enrique Cárdenas Sánchez, a quien de hecho postuló el jalisciense.

Alfaro Ramírez, como ya lo platiqué, prácticamente de la nada construyó un partido como Movimiento Ciudadano, el que surgió gracias al desaparecido Luis Maldonado Venegas y también a otro conocido de los poblanos, Diego Corona.

Pero fue Enrique Alfaro quien se alió con el Góber piadoso, Emilio González Márquez y con el panismo “duro” (Tecos) de Jalisco, para hacerse del poder, primero como presidente municipal de Guadalajara derrotando al priista, Ricardo Villanueva Lomelí (hermano de David), ahora rector de la UdeG y luego ganando la gubernatura.

Alfaro Ramírez ha tomado el control de El Yunque de occidente, pero su popularidad, al igual que la del Presidente de la República, viene a la baja debido principalmente al mismo problema, el de la inseguridad, la cual está sin control tanto en Jalisco como en el resto del país.

López Obrador enfrenta en Puebla y Baja California sus dos primeras elecciones en medio de una caída en su popularidad, lo cual si bien no preocupa al tabasqueño, sí comienza a minar la fuerza de su partido: Morena.

Puebla es clave para el Presidente, quien nunca aceptó la derrota que vivió el año pasado en la entidad y ahora tiene muestras claras de que desde Jalisco se financia la campaña del candidato por el PAN-PRD-MC; el ex rector de la Udlap, Enrique Cárdenas Sánchez.

Las sospechas de que desde Jalisco se financiaba la campaña del académico, sobre todo para golpear (campaña negra) en redes sociales al candidato por Morena, Luis Miguel Barbosa Huerta, existían, pero no había evidencias.

Todo cambió a raíz de que la empresa Indatcom, que maneja las redes sociales del municipio de Zapopan, Jalisco, invitó a un evento del candidato panista a través de la misma cuenta de la Comuna, lo que desnudó la estrategia de Enrique Alfaro y su gente.

Ante este panorama, el hábil senador por Morena, Ricardo Monreal Ávila, quien tiene una excelente interlocución con Alfaro Ramírez, dicen que intercedió por el gobernador de Jalisco, de tal forma que la gira de trabajo del Presidente el sábado, sin lugar a dudas estuvo marcada por la búsqueda del mandatario estatal de reconciliarse con López Obrador.

Según me cuentan mis fuentes de Jalisco, pronto se verán los resultados de este acercamiento entre Enrique Alfaro y López Obrador, pues los recursos para financiar la estructura de Cárdenas el día D en Puebla, ya no llegarán.

“El Presidente es el Presidente”, dicen que manifestó Enrique Alfaro, quien ha decidido abandonar la expedición poblana, lo cual representa el tiro de gracia para la campaña del candidato común, quien por si fuera poco no ha logrado sumarle prácticamente nada al albiazul y mucho menos el resto de sus aliados.

De hecho, se comenta mucho que de los 22 puntos que alcanza Cárdenas, al menos 20% es el “techo” que de por sí tiene el PAN tras la muerte de Martha Erika Alonso, 2% restante lo aporta MC, mientras que Cárdenas y el PRD no han sido capaces de sumar casi nada.

La aventura del gobernador de Jalisco en Puebla deberá esperar mejores tiempos, lástima, como lo dijera el mismo Enrique Alfaro, “el Presidente es el Presidente”, nos guste o no nos guste.

 

SE LUCE ARÉCHIGA

El pasado fin de semana el diputado federal Guillermo Aréchiga Santamaría organizó una reunión de trabajo para el candidato por Morena a la gubernatura, Luis Miguel Barbosa Huerta, el cual resultó ser uno de los mejores de la campaña.

Aréchiga Santamaría mostró su poder de convocatoria y su capital político al convocar a miles de maestros de todos los rincones del estado y de todos los niveles educativos, así como incluso profesores jubilados, quienes arribaron por su propia cuenta.

Cabe también resaltar el respaldo que tuvo Guillermo Aréchiga, de parte del ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabaja- dores de la Educación (SNTE), Rafael Ochoa Guzmán, y del actual coordinador del grupo parlamentario de Morena.

Aréchiga Santamaría es de los personajes que más duro trabaja dentro de la campaña del candidato por la coalición Juntos Haremos Historia y sin duda será de los que entregue mejores resultados el próximo 2 de julio. Me canso ganso.