¿Será?

Otra raya más al tigre ciudadano

Enrique Cárdenas Sánchez no pensó muy bien su decisión de meterse en la política. En su vida como académico e investigador, muy grillo por cierto, todo se desarrollaba placenteramente; podía operar con el sigilo que deseara y hasta ocultar todas sus acciones si quería. Pero al incursionar en la arena de la vida pública, vía la candidatura al gobierno, su protección se convirtió en una caja de cristal sujeta al escrutinio público. Así pues, cada semana acumula una nueva denuncia de anomalías en su patrimonio, por auxiliarse de la guerra sucia para atacar a sus enemigos y, ahora, pesa sobre él una denuncia por defraudación fiscal equiparada, encubrimiento, operación con recursos de procedencia ilícita y peculado, presuntamente cometidos en su paso por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias. El candidato que aseguraba no tiene cola que le pisen demostró que tiene un largo y retorcido pasado, nada más que nadie lo había exhibido. ¿Será?

 

Los desatinos de la dirigencia del PAN

Si algo ha demostrado en esta elección extraordinaria la presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN, Genoveva Huerta Villegas, es que está perdida en el abismo. A eso hay que sumarle que su figura es simplemente de papel, porque en los hechos no hay una dirigencia real que logre imponerse al interior del blanquiazul, poner en orden a los grupos y mucho menos terminar con el caos que reina en la campaña de su candidato a la gubernatura. Huerta Villegas no sólo carece del timing para incorporarse con fuerza en la agenda política y de la opinión pública sino también ha intentando montarse sin éxito en temas coyunturales. La dirigencia del PAN es el reflejo de la falta de liderazgo en la campaña electoral y la inminente derrota. ¿Será?

 

La rebelión en el PRD

Por si no fuera suficiente la denuncia por defraudación que pesa contra el candidato común del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, un grupo de perredistas decidió romper el silencio y pusieron el dedo en la llaga en un tema crucial en una elección: ningún partido que apoya a Enrique Cárdenas Sánchez puede garantizar la cobertura al 100% de las casillas electorales. Otro golpe a una campaña fallida. ¿Será?

 

El largo y tortuoso camino de Mario Marín Torres

El ex gobernador Mario Marín Torres sigue a salto de mata tras existir una orden de aprehensión en su contra, así como otros dos secuaces suyos, por el delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho Ribeiro. El periódico El Universal informó que el Góber precioso logró que un juzgado federal le otorgara la posibilidad de que el proceso en su contra lo lleve en libertad, pero existen dudas debido a que la tortura es un delito grave que no permite libertad bajo caución. Sean peras o manzanas, Marín Torres continúa como prófugo de la justicia y no se ve que la Fiscalía General de la República haga algo para detenerlo. ¿Será?