¿Será?

Cuando no se sabe de política ni de campañas

Un total ridículo ha protagonizado Enrique Cárdenas Sánchez una vez que se dio a conocer una denuncia en su contra por los delitos de defraudación fiscal equiparada, encubrimiento, operación con recursos de procedencia ilícita y peculado, cometidos durante los 11 años que se desempeñó como director Ejecutivo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias. Para quien se jacta de ser un académico de altos vuelos, visitante de la Universidad de Cambridge y haberse desempeñado como ex rector de una de las instituciones más importantes del mundo, la respuesta a los señalamientos no sólo ha sido pobre sino carente de sustento. Cárdenas, como buen investigador, sabe que los datos duros y los expedientes son prueba fundamental para contrarrestar cualquier ataque, pero hasta la fecha no ha presentado ninguno que lo deslinde de cualquier irregularidad. Por el contrario, otra vez montó en cólera. ¿Será?

 

Ataques desesperados

Se llama Oswaldo Jiménez López. Cobra como diputado local del PAN. No tiene mayor experiencia política que haber sido regidor en el Ayuntamiento de Puebla (muy malo, por cierto). Es yunquista y de la ultraderecha. Resulta que el legislador intentó llevar la campaña electoral extraordinaria al Congreso local y de esa forma ayudar a su candidato Enrique Cárdenas Sánchez, quien nomás no da una en la política. Jiménez López se aventó la puntada de sacar de la nada una solicitud para el inicio de destitución de la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco. La iniciativa, obviamente, causó la risa de Morena, el PT, el PES y el Verde ecologista que no dudaron un segundo en cuestionar al diputado por su vil maniobra de colgarse de un tema que ni siquiera está en la agenda pública. ¿Será?

 

El Vale Meneses no da una

Al interior de la campaña del priista Alberto Jiménez Merino comenzó a gestarse una inconformidad por la pésima conducción que realiza el marinista Valentín Meneses Rojas de la campaña electoral. Nunca está, nunca atiende nada, no resuelve problema alguno, son las constantes quejas. De hecho, ya comenzaron a decirle el descoordinador de la campaña priista. ¿Será?

 

El pleito en la CNC y la desbandada priista

Maritza Marín Marcelo, ex dirigente de la CNC en Puebla, apareció el pasado martes en un evento donde dio su respaldo a la candidatura de Luis Miguel Barbosa Huerta. El hecho provocó un auténtico escándalo en el movimiento campesino priista, a tal grado que los líderes de la CNC tuvieron que salir a desmentir que haya una desbanda hacia Morena. ¿Por qué Maritza Marín, una priista de hueso colorado decidió quemar sus naves por Barbosa? La respuesta es sencilla: el candidato Alberto Jiménez Merino no la quiere y decidió bloquearla políticamente. Maritza sólo buscó un espacio dónde seguir haciendo política. ¿Será?