Millennials – ¿Por qué somos infelices?

Millennials
Por: Estefanía Ruanova / @AnnRuanova 

Mis queridos lectores, nuevamente nos leemos, y como siempre agradezco por una nueva oportunidad, semana, día, y que lleguen a nuestras vidas cambios y oportunidades para crecer.

Como es bien sabido, todos creen que nuestra generación es una de las más felices, que siempre sonreímos, que logramos todo lo que nos proponemos y obtenemos más de lo que imaginamos, sin embargo no es así. Y ahora te lo explicaré.

El problema  radica e inicia desde la generación de los “Baby Boomers”, esta generación pertenece a todos nuestros padres que se criaron entre los 40’s y 60’s, y quienes fueron educados de una manera en donde elegir una carrera que fuese práctica, les daría la suficiente seguridad y estabilidad no solo emocional sino económica, junto con esto, añadir trabajo duro y constante, sería la clave del éxito.

Cuando los “Baby Boomers”, empezaron a ejercer su carrera y vieron que sobresalía de todo lo que habían idealizado, su satisfacción se elevó y con ella también su felicidad.

Conforme está generación empezó a crecer y a tener hijos, los ahora apodados “Millennials”,   nos educaron con la idea que podíamos ser lo que quisiéramos, si trabajamos lo suficientemente duro para obtenerlo. Así entonces, se generó la idea de que podíamos tener una carrera que nos llenará y al mismo tiempo, poder cumplir todos nuestros sueños. Dejando a un lado, la estabilidad económica que otras carreras prácticas nos ofrecían.

En consecuencia, ahora todos nosotros los Millennials y ahora también, algunos denominados Yuppies*, queremos obtener el mismo éxito económico y la seguridad financiera que nuestros padres, claro, sin soltar el sueño de conseguir una carrera que nos llene.

Sin embargo, hoy nos damos cuenta que el mundo sigue exigiendo a la gente, trabajar duro es la solución para alcanzar el éxito, sin embargo, cabe mencionar que hoy, las condiciones laborales a las que nos enfrentamos son más difíciles. Esto solo acaba generando que la antes usada “fórmula de la felicidad”, no se cumpla y solo acabemos con un resultado negativo, siendo éste la frustración y decepción.

Debemos tomar en cuenta que en estos tiempos somos también, gobernados por las redes sociales y con ellas manipulados, siendo más vulnerables a lo que vemos. Ya que hoy en día, en ellas sólo percibimos la felicidad que otros proyectan, esto genera solo más sentimientos de frustración y envidia.

En conclusión, hoy ya no buscamos solo obtener un jardín verde con flores de colores, sino queremos, un jardín verde, con flores de colores y porqué no, uno que otro unicornio por ahí.

Pero, ¿qué podemos hacer para dejar de sentirnos así y lograr el éxito de nuestros padres?

  1. Mantenernos ambiciosos. Ya llegará el momento y trabajo adecuado, para trabajar duro y empezar a ver las ganancias.
  2. Dejar de pensar que somos especiales: No somos especiales, somos una bola de inexpertos, pero que con el tiempo, trabajo y esfuerzo lograremos obtener lo que soñamos un día.
  3. Ignorar a los demás: Aunque nuestros compañeros no suelen demostrarlo, son también una bola de inexpertos, frustrados e indecisos como tú.

“La condición esencial de la felicidad del ser humano es el trabajo.”

León Tolstoi.

*Yuppies: El término yuppie describe el comportamiento típico según el estereotipo del joven ejecutivo en  EEUU.  Son personas recién egresados y que ejercen sus profesiones, obteniendo ingresos medio-altos.