Puebla, el estado más afectado por cancelación de estancias

Desde que Andrés Manuel López Obrador diera a conocer que quitaría las estancias infantiles, en la entidad, y en el resto del país, se han dado manifestaciones en rechazo a la propuesta. ARCHIVO

La CNDH emitió hace unos días una recomendación donde considera que la medida tomada por el Presidente es “regresiva y violatoria de los derechos humanos” tanto de los menores de edad como de sus padres.

Por: Mario Galeana

Alrededor de dos mil 424 personas en Puebla se han declarado agraviadas por la suspensión del programa de estancias infantiles, lo que coloca al estado como el más afectado en todo el país por esta medida del presidente Andrés Manuel López Obrador, de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En la recomendación 29/2019, emitida el pasado lunes, el órgano de derechos humanos alertó que la Secretaría de Bienestar no censó a 563 menores de edad dentro del Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, con el cual el gobierno federal trató de suplir la operación de las estancias infantiles en el país.

De esta cifra, 446 menores viven en la capital, 45 en Cuautlancingo, 24 en San Martín Texmelucan, 13 en San Pedro Cholula, seis en San Salvador El Verde y seis más en San Matías Tlalancaleca, que son los municipios con más casos.

La CNDH consideró que la cancelación de este programa fue una “medida regresiva con la que se violan diversos derechos humanos” tanto de los menores de edad como de sus padres.

En la recomendación se señala que la medida violó los derechos de interés superior a una vida digna, a la supervivencia y el desarrollo, de prioridad, al bienestar y a un sano desarrollo, a la educación, a la salud, a la inclusión y al juego y esparcimiento. Además de que también implicó una violación al derecho al trabajo y a la igualdad y empoderamiento económico de las personas que trabajaban en las estancias.

El gobierno federal suplió la operación de estas estancias con la entrega bimestral de mil 600 pesos por cada niño o niña de entre uno y cuatro años a las madres y padres que eran beneficiarios de estancias infantiles.

En Puebla, mil 156 padres o tutores, mil 214 menores y 54 personas más presentaron quejas ante la CNDH tras la suspensión de este programa.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) 5.6% de los dos millones 174 mil 415 menores que acudían a las estancias infantiles eran de Puebla, por lo que el estado era el tercero más beneficiado por este programa, antecedido por Estado de México (12.2%) y Veracruz (7.2%).

Para la CNDH, la Secretaría de Bienestar “no fundó ni motivó, con base en los derechos de niñas y niños y su interés superior, la decisión de la modalidad de transferencias monetarias directas a las madres y padres beneficiarios del Programa de Apoyo al Bienestar, sin explicar de qué manera ese cambio contribuiría a una mejor protección de los derechos de la población menor de edad”.

En días recientes, la diputada federal Verónica Sobrado dijo que se interpusieron amparos por los cuales se permitirá que 321 estancias en el estado, es decir, 72% de las que existían, sigan funcionando.

“Tenemos ya a la fecha 58 suspensiones definitivas, donde el juez dice que deberán darle los recursos directamente a las estancias infantiles conforme a las reglas de operación 2018. Es decir, atendiendo al principio del interés superior de la niñez y a la progresividad de los derechos”, detalló.

Encargadas y maestras también se han inconformado.
ARCHIVO