¿Será?

Sumamos, la mentira y el engaño “ciudadano”

La fobia casi enfermiza de Gabriel Hinojosa Rivero y Enrique Cárdenas Sánchez contra el PAN, PRD y MC en la pasada campaña electoral tenía como finalidad posicionar a un candidato ciudadano y apartidista. Eso suponía que la organización Sumamos se incorporaba a los trabajos como el brazo estratégico que ayudara a permear entre la ciudadanía las propuestas del ex rector de la Udlap. Pero todo eso fue una vil mentira. Sumamos es un engaño de cabo a rabo. Es una organización de papel que ha servido para que un puñado la utilice como bandera para lucrar políticamente. ¿Pruebas? De acuerdo con Genoveva Huerta, dirigente estatal del PAN, Sumamos sólo logró cubrir ¡70 casillas! de los siete mil 671 centros de votación instalados en la jornada electoral. Ese es su auténtico peso, su verdadera fuerza y su única representación. ¿Será?

 

Rocío García y la discusión pública

La jefa de la bancada del PRI en el Congreso local, Rocío García Olmedo, puso en la agenda pública el debate de un tema que debe discutirse cuanto antes: la interrupción legal del embarazo. Pese a lo que el PAN asegura a través de sus legisladores locales, este es un tema prioritario. Legalizar o no legalizar no es la base de la discusión, aunque así se pretenda hacer creer, sino las alternativas que como sociedad y gobierno se están dispuestos a ofrecer a miles de jóvenes que se hacen legrados en las condiciones más terribles que ponen en riesgo su vida. Sin duda, el tema del aborto tiene su origen en la educación. La ausencia de programas de salud reproductiva, la moralina impuesta en las instituciones de gobierno, el desdén de la autoridad para entrarle de lleno al tema y posiciones radicales a favor y en contra han impedido que saltemos a un acuerdo que ponga fin a este terrible problema social. ¿Puebla ya está preparada para esta discusión? ¿Será?

 

El PRI, en terapia intensiva

¿Qué será del PRI poblano después de la debacle del 2 de junio? Nadie lo sabe a ciencia cierta. La única certeza que existe es que es un partido que entró a terapia intensiva y está en coma inducido. Su último reducto, el voto verde, quedó fracturado en esta elección y los resultados obtenidos dan muestra que la sociedad no confía para nada en el partido. Su camino tiene una bifurcación: renovarse o morir. ¿Será?

 

Barbosa pone el dedo en la llaga sobre alcaldes

Luis Miguel Barbosa Huerta decidió desde el mismo 2 de junio dejar a un lado los triunfalismos para hablar con la verdad sobre las condiciones en que se encuentra la entidad. Este ejercicio tiene como finalidad abrir los ojos a todo mundo y obligar a cerrar filas para sacar adelante al estado. Un tema que parecía tabú era el de los presidente municipales. Barbosa Huerta decidió decir la verdad: la ciudadanía ya les cobró factura y hasta ahora han sido gobernados “al garete”. No es una crítica, es una realidad que deberá cambiar rápidamente o se corre un riesgo mayor socialmente. ¿Será?