Pablo Rodríguez señaló que deberían “bachear las calles o reforzar la seguridad”. ARCHIVO

Por: Mario Galeana

El Comité Directivo Municipal (CDM) del PAN en la capital criticó la decisión de eliminar todo rastro de colores o emblemas en obras públicas que remitan a los gobiernos del PAN y a sus titulares.

En conferencia de prensa, el dirigente municipal, Pablo Rodríguez Regordosa, calificó esta acción como “ociosa”, y pidió que los recursos humanos y materiales sean empleados para otras actividades.

“Retirar logotipos, estructuras, quitar colores y todo esto va a significar una demanda de recursos y de personas trabajando; esos recursos, ese personal, hacemos el exhorto para que se canalicen mejor al esfuerzo de bachear las calles, que en Puebla es un desastre; a mejorar la seguridad pública; que en Puebla es un desastre”, insistió.

El pronunciamiento del dirigente capitalino del PAN ocurrió después de que el gobernador Miguel Barbosa Huerta anunciara la transformación del Parque de los Gigantes, un inmueble al sur de la ciudad donde se exhiben réplicas en escala de las principales obras construidas en el sexenio de Rafael Moreno Valle.

“Lo que nosotros hemos dicho es que el gobernador tiene y está en su derecho de construir su legado, pero es verdaderamente inoportuno invertir recursos públicos en un esfuerzo de remoción de un legado que correspondió a su antecesor”, reprochó.

PREPARAN RESOLUCIÓN DE IMPUGNACIÓN

En otro tema, Rodríguez Regordosa previó que este fin de semana se resuelva la impugnación que Eduardo Alcántara Montiel presentó en contra de los resultados de la asamblea para renovar la presidencia del CDM en Puebla, en la que resultó electo Jesús Zaldívar Benavides.

A pesar de las anomalías presentadas en la elección, el panista aseguró que la votación se realizó “con estricto apego estatutario”, por lo que dijo que la Comisión de Justicia del PAN ratificará el triunfo de Zaldívar Benavides.

En su impugnación, Alcántara Montiel adujo 11 agravios cometidos durante la votación, entre los cuales destaca que su equipo halló 128 papeletas marcadas a su favor que se encontraban desperdigadas entre parques y calles aledañas al lugar en el que se realizó la asamblea el pasado domingo 25 de agosto.