Sedena responde: ante agresiones de la gente habrá legítima defensa

Luego de los hechos ocurridos el domingo 8 de septiembre en Acajete, la Sedena advirtió que en caso de ser agredidos, los elementos tanto del Ejército como de la Guardia Nacional responderán en legítima defensa. CUARTOSCURO

Por: Guadalupe Juárez

En lo que va del año se han registrado cuatro casos donde elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Marina y de la Guardia Nacional (GN) han sido agredidos por pobladores.

En este sentido, la Sedena advirtió que van a responder los ataques en legítima defensa ante estas agresiones, tras lo sucedido en Acajete.

A través de un comunicado, la secretaría informó del altercado en la entidad ocurrido el pasado domingo 8 de septiembre en Apango, localidad perteneciente al municipio de Acajete, donde un grupo aproximado de 150 personas agredieron a sus elementos con palos y piedras, quienes les impidieron entrar a una bodega donde había indicios de vehículos robados y otra mercancía de dudosa procedencia.

La Sedena indicó que no se registraron personas lesionadas de ningún bando, luego de que se escucharan detonaciones de arma de fuego y que los mismos elementos del Ejército tuvieran que disparar en el aire para dispersar a la turba.

“La Sedena hace del conocimiento de la sociedad, que ante la ocurrencia de un delito y en los casos en los que personal militar o de la Guardia Nacional acuda con el objetivo de garantizar la seguridad y paz en el país, y sean objeto de agresión, se actuará en su defensa legítima conforme a los principios del Uso de la Fuerza y su gradualidad (…)”, señala el comunicado.

OTRAS AGRESIONES

El primer caso del año se registró el pasado 4 de mayo en la comunidad de El Rayo, en el municipio de Xicotepec, donde se reportó el intento de liberación de dos presuntos huachicoleros detenidos por la Secretaría de Marina.

En esa ocasión, resultó muerto un marino y tres más lesionados, cuando los “pobladores” dispararon contra los elementos.

El pasado 24 de junio, en La Purísima, en San Martín Texmelucan, un grupo de personas intentó evitar que la Sedena detuviera las pipas cargadas de gas LP que extraían de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex). La turba encendió dos vehículos para obstruir las acciones de las fuerzas castrenses en dos predios que habían localizado.

La alcaldesa Norma Layón Aarún reconoció que es uno de los puntos considerado foco rojo dentro de la demarcación, al detectar a familias dedicadas a cometer diferentes ilícitos, la mayoría a la extracción del gas LP.

Otro enfrentamiento fue el de San José Carpinteros, en Tepeaca, el 26 de julio, cuando un grupo de personas agredió con palos y piedras a la Guardia Nacional, la cual fue a apoyar a personal de Pemex para cerrar una toma clandestina.

En el operativo detuvieron a 13 personas, incluido Genaro, El General, un líder dedicado al robo de gas LP y que azuzaba a la población para evitar ser detenido. En diversas ocasiones ya lo habían logrado liberar de la comandancia municipal cuando era aprehendido por delitos menores.