¿Será?

Las condiciones políticas y el proyecto político

Para nadie es un secreto que Morena enfrenta una de sus más grandes adversidades como partido y proyecto político. A pesar de haber ganado la gubernatura el pasado 2 de junio, las condiciones políticas en que arribó el primer gobierno de izquierda son muy complejas y con un desencanto popular cada día más evidente. Por si fuera poco, el barbosismo tuvo que aguantar la parálisis de 2019 debido a que no le dejaron el dinero suficiente para operar. En 2021 no está en juego una elección sino un proyecto político, pero éste no se encuentra todavía cobijado por una estructura o movimiento social que permita darle cauce en diferentes expresiones políticas y comunitarias. Morena es gobierno, sí, pero no es el partido todo poderoso, de ahí que se requiere de mucho trabajo y políticas públicas muy claras para mantener el control político. ¿Será?

Matrimonios igualitarios

La mayoría de los integrantes del Congreso del estado decidieron actuar con sensatez y mesura ante temas tan controvertidos como el matrimonio igualitario y la despenalización del aborto. Aunque se niegue públicamente, la decisión de no avalar este tipo de uniones descansa en el costo que tendría en la elección intermedia; le quitaron a Acción Nacional uno de los argumentos para lucrar políticamente y, de paso, valoraron que si bien el voto gay es muy importante aún no es definitorio en la entidad poblana. El tema, según nos dicen, estará un rato en la congeladora en espera una nueva coyuntura. ¿Será?

Priista que no dan una

¿Alguien podría avisarle al Comité Directivo Estatal del PRI que son oposición? Lorenzo Rivera Sosa, dirigente estatal del tricolor, ha demostrado una vez más que es un político con reflejos muy lentos para aprovechar tanto las coyunturas políticas como la condición de ser oposición para posicionarse en la opinión pública. No se escucha ninguna voz tricolor de oposición, salvo en el Congreso local. Los priistas todavía no se curan de la resaca de la derrota del 2 de junio y aún están doliéndose de la fuga masiva de operadores hacia la organización Redes Sociales Progresistas. ¿Será?

Manzanilla, el proyecto y las oportunidades

Muchos quisieran ver a Fernando Manzanilla Prieto fuera de la administración estatal. No es para menos: se trata del político más experimentado que está a la cabeza de las preferencias rumbo a 2021, goza de la profunda confianza del Ejecutivo estatal y sabe muy lo que quiere y cómo obtenerlo. Una y otra vez, lenguas viperinas han soltado el rumor de que el secretario de Gobernación estatal dejará el cargo, que ya lo acordó con el gobernador y una serie de disparates. Muy por el contrario, a pesar de que Manzanilla tiene mucho camino recorrido en el tema electoral, ahora se encuentra concentrado en una sola cosa: crear las condiciones de gobernabilidad para dar cauce a la Cuarta Transformación en Puebla. ¿Será?