Abdala y Rivera, los damnificados

Por si no estuvieran con muchos problemas políticos encima, la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco y el superdelegado Rodrigo Abdala Dartigues sumaron un descalabro más al interior de Morena, luego de que Bertha Luján quedara fuera de la contienda por la dirigencia nacional de ese partido. Ambos eran los responsables de operar y financiar la campaña de la consejera nacional en Puebla. Incluso, la madre de la presidenta municipal, Eloísa Vivanco, se incorporó de lleno en la tarea. No obstante, Luján cayó en desgracia ante los ojos del líder de la Cuarta Transformación y todo devino en cascada. Ahora Rivera y Abdala andan en busca de un nuevo padrino político y queda claro que no irán ni con Yeidckol Polevsnky ni con Mario Delgado, los otros aspirantes, lo que significa que se quedaron absolutamente huérfanos. ¿Será?

Sorpresas te da la vida

Qué habrá pensado Eduardo Rivera Pérez al enterarse que su madrina política Josefina Vázquez Mota no sólo tiene una excelente relación con el Ejecutivo del estado sino que están en marcha diferentes proyectos que trabajarán conjuntamente. Más aún, qué habrá pensado de que esos proyectos se pretenden aterrizar en municipios panistas, sobre todo en Atlixco, desde donde el edil Guillermo Velázquez está construyendo todo su proyecto político rumbo a la gubernatura de Puebla. No cabe duda que Lalo Rivera se está quedando cada día más solo: su antiguo equipo está resquebrajado, sus aliados morenovallistas ya comenzaron a traicionarlo y a nivel nacional sólo cuenta con el apoyo momentáneo de segundones en la dirigencia nacional como Humberto Aguilar Coronado. Todo indica que Felipe Calderón y Margarita Zavala son las únicas velas que le quedan prendidas. ¿Será?

El regreso de Blanca Alcalá

La ex embajadora de México en Colombia, Blanca Alcalá Ruiz, está de regreso a la actividad política. Ayer fue designada como secretaria de Asuntos Migratorios del Comité Ejecutivo Nacional del PRI. El nombramiento fue hecho por el presidente nacional del tricolor Alejandro Moreno. ¿Será?

Medida justa y muy bien pensada

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta decidió tomar al toro por los cuernos y decidió exentar del alza de la tarifa del transporte público a los estudiantes de Puebla de todos los niveles. La medida no sólo es acertada sino que ayudará a la sociedad a poder equilibrar un poco el alto costo que generó el incremento. Como era de esperarse, los concesionarios pegaron el grito en el cielo y anunciaron una cascada de amparos o la entrega de un subsidio. Sin embargo, esta es una lucha perdida para los transportistas, ya que el gobierno del estado cuenta con el respaldo social ante la medida y aplaudirá cualquier acción que tome para poner un estate quieto a los concesionarios. El tema se convirtió en una prioridad. ¿Será?