Sin Derecho de Réplica – De extorsionadora a asesora legislativa de Morena: otro renglón torcido de la 4T


Sin Derecho de Réplica
Por: Alberto Rueda / @AlbertoRuedaE

Desde su arribo al poder, la denominada Cuarta Transformación (4T) enarboló tres principios básicos: No Robar, No Mentir y No Traicionar.

Y muchos creyeron que el simple hecho de pertenecer a este movimiento los hacia impolutos e incorruptos; nada más lejos de la realidad.

Algunos incluso no se cansan en señalar con el dedo inquisidor cada acción del pasado, aquella etapa de la vida política de Puebla donde imperó la impunidad, el autoritarismo y las malas prácticas.

Sin embargo, tal pareciera que cuando los 4T se alían a personas con historial criminal, estas quedan absueltas de todo pecado.

Tal es el caso de la diputada Tonantzin Fernández, quien representa al distrito de Cholula.

Resulta que la joven morenista cuenta entre su nutrido grupo de “asesores” con María del Pilar Portillo Fernández (en una de esas hasta su familiar termina siendo).

Ella se ha convertido en una persona muy cercana a la legisladora, contando con un ingreso de 20 mil pesos al mes.

Nada tendría de malo si no fuera porque María del Pilar Portillo Fernández tiene antecedentes penales que la vinculan con una peligrosa banda de extorsionadores.

Usted recordará que en julio de 2015 se dio el caso de un operativo en la zona de periférico y la Recta a Cholula que causó controversia por el supuesto uso desmedido de la fuerza de los ministeriales; después se confirmó que se debió a que los detenidos opusieron resistencia, igual de desmedida.

Incluso el Juez Noveno de lo Penal dictó auto de formal prisión contra la hoy asesora de la diputada morenista Tonantzin Fernández.

Por si fuera poco, María del Pilar Portillo fue candidata a diputada federal por Movimiento Ciudadano, partido que en ese entonces era controlado por el morenovallismo. Antes militó en el PRI.

Junto con Portillo Fernández fueron asegurados dos presuntos cómplices con los que trabajaba en actos delictivos consistentes principalmente en extorsionar a dueños de bares y transportistas, entre otros.

De hecho la detención de la colaboradora de la diputada morenista se dio en el momento justo cuando, en flagrancia, recogía un monto económico a un concesionario del transporte, producto de una extorsión.

En el plano laboral, la también litigante cuenta con acusaciones sobre su mal desempeño, incluso hay quien refiere que en 2008 en un juicio mercantil, María del Pilar Portillo Fernández se corrompió: “Te vendiste al mejor postor y me sacaste lana por lo consiguiente…” (Sic).

Mientras fue militante del PRI y posteriormente de Movimiento Ciudadano, María del Pilar Portillo Fernández fue parte de la mafia del poder pero, una vez acariciada por el manto protector de Morena, ha sido entonces purificada y sus pecados, han quedado atrás.

Por cierto, como asesora de Tonanzin Fernández no le ha servido de mucho, puesto que en días pasados la legisladora presentó una iniciativa relacionada con Pueblos Indígenas que resultó ser todo un plagio de una similar presentada por la legislatura del estado de Nayarit. No se tomaron ni la molestia de revisarla y ajustarla, hecho que le sirvió a José Juan Espinosa para atacarla dentro del pleno.

@JoseJuanEsp: “Teniendo tantos asesores en la nómina del @CongresoPue, secretarios técnicos y una Secretaria Técnica, están haciendo ‘copy paste’ de una nota de @Poblanerias para hacer los dictámenes. Eso NO es legislar profesionalmente.”

Como su asesora le formuló una iniciativa que ya tenía autor o le hizo la maldad de no advertírselo.

Por lo pronto los principios de No Mentir y No Traicionar son cosas del pasado para Tonantzin Fernández… aún le queda el de No Robar.