¿Será?

Las marranadas del padrón del PAN

Un tema que no debe dejarse de lado en la impugnación que presentó Eduardo Alcántara Montiel en su juicio ante el Tribunal Electoral del Estado es que está basado precisamente en los mismo argumentos que los magistrados electorales federales utilizaron para echar abajo las elecciones internas de Morena.

¿En qué consiste? En graves irregularidades en el padrón de militantes que restaban certeza al proceso. En Puebla ocurrió exactamente lo mismo: El Instituto Nacional Electoral ordenó al Comité Ejecutivo Nacional del PAN que corrigiera las fallas y llamara a un refrendo de militantes. El problema es que esa instrucción nunca se cumplió.

Para el caso poblano, las anomalías ascienden a seis mil afiliados de los que no se tiene certeza de su calidad de militantes. Para la capital poblana, Lalo Alcántara encontró que 242 votantes que participaron en la elección del dirigente municipal de la capital estaban en la lista observada por el INE.

Es decir, son militantes chocolates. Vaya lío en el que está metido el PAN. ¿Será?

Los caminos de Lalo Rivera

Eduardo Rivera Pérez anda muy confiado en que es el candidato natural del PAN a la alcaldía de Puebla para 2021. Sin embargo, su realidad dista mucho de ser “natural”. De entrada, en la elección para dirigente municipal del PAN en la capital le pusieron una tunda que no se le olvidará en mucho tiempo. Para que ganara su candidato, Jesús Zaldívar Benavides, tuvo que hacer muchos pactos y pedir favores entre las diferentes corrientes panista, lo que prácticamente le puso una camisa de fuerza.

No puede dar un paso sin que antes cumpla sus compromisos. El ex edil tiene todo para ser el abanderado, es cierto, pero necesita de mucho más apoyo de que los que ahora tiene. ¿Será?

Movimientos en el PRI

En el PRI poblano se está gestando un movimiento casi imperceptible para que un sector de marinistas se haga del control del partido. El objetivo es impedir de Juan Carlos Lastiri Quirós meta las manos en el proceso interno. La lucha estará muy interesante. ¿Será?

Felipe Patjane, un apestado de la 4T

El presidente municipal de Tehuacán, Felipe Patjane, parece que sigue sin entender que su situación no sólo es complicada sino que se encuentra prácticamente en desgracia y con un pie en la cárcel. Estaba confiado de que su alianza con el senador Ricardo Monreal Ávila daría resultados inmediatos, pero no es así.

En la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales del Congreso local la solicitud de revocación de mandato en su contra sigue su curso. Es más, la próxima semana los diputados locales se reunirán con los regidores y organismos que han solicitado la defenestración de Patjane. La guadaña pende sobre la cabeza del edil y él sigue muy confiado en que todo saldrá bien. En política, la ingenuidad es una desgracia. ¿Será?