Foto: Jafet Moz

Contraste. Pese a que un estudio del INEGI muestra que la percepción de inseguridad entre los poblanos es alta, las cifras del SESNSP demuestran que los delitos han ido a la baja.

 La titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) en Puebla, Lourdes Rosales Martínez, aseguró que la creciente percepción de inseguridad entre los habitantes de la capital no guarda relación con la incidencia delictiva, pues ésta ha ido a la baja. 

En conferencia de prensa, la funcionaria explicó que, en comparación del último año de la anterior administración y el primer año de gobierno de Claudia Rivera Vivanco, hay una disminución del 21% en carpetas de investigación por delitos cometidos en la ciudad. 

Entre estos periodos, aseguró, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) ha registrado una disminución del 28.8% en el delito de robo a casa habitación, 29.4% menos en robo a negocio, 6.6% menos en robo transportista, una baja 28.6% en robo autopartes y 66.7% menos en la modalidad robo a transporte público. 

“Lo que queremos destacar es que no hay una correlación entre percepción e incidencia, y en nuestro caso no es a favor. Hay otras ciudades que tienen una mayor incidencia, pero una percepción inferior de seguridad”, aseguró. 

Rosales Martínez reconoció que los resultados de la Encuesta Nacional de a Seguridad Pública (ENSU) del INEGI, en donde Puebla se sitúa como la ciudad del país con mayor sensación de riesgo, afecta al turismo, las inversiones y a los ciudadanos en general, pero defendió la estrategia de seguridad implementada por la actual administración. 

En noviembre del año pasado, ejemplificó, en la capital se reportaron mil 586 delitos, lo que representa “la cifra más baja de los últimos 36 meses”. 

Por su parte, la jefa de Estado Mayor Policial, María del Carmen López Fernández, atribuyó los resultados de la más reciente encuesta de percepción de inseguridad del Inegi a un repunte estadístico que se registra en el último trimestre de cada año. 

“Desde el primer del primer trimestre de 2017 hay una percepción a la alza en el municipio, teniendo su máximo repunte el cuarto trimestre del 2018 con una evaluación del 93.4% Desde 2016, a excepción de 2017, los resultados del cuarto trimestre presentan un repunte significativo en la percepción de inseguridad con relación al trimestre anterior”, insistió.

No hubo atropello en detención de naranjitas

A su vez, el coordinador general de Seguridad Pública, José Tlachi Meneses, aseguró que la detención de las 16 trabajadoras del Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL) fue legal y no se intentó fabricarles ningún delito, como denunciaron las quejosas. 

El funcionario municipal aseguró que la Policía Municipal intervino debido a que las trabajadoras dañaron un inmueble del Ayuntamiento de Puebla, y su detención fue avalada por el Ministerio Público pues no se violó ninguno de sus derechos.

“La detención estuvo apegada a derecho. Como es bien sabido, nosotros acudimos por un llamado auxilio. Se declaró legal la detención. Y personalmente atendimos a regidores que fueron a preguntarnos sobre el estado jurídico de las trabajadoras”, recalcó.