Foto: Archivo

A 21 días de que venza el plazo para la modernización del transporte público, el titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMT), Guillermo Aréchiga Santamaría, descartó —por el momento— un reajuste a la tarifa del pasaje en el estado, pues “hay avances” en la materia por parte de los transportistas; sin embargo, advirtió que se mandarán las unidades al corralón y habrá retiro de concesiones para quien incumpla en los acuerdos establecidos con el sector.

 
“Son temas (echar atrás el aumento del pasaje) que se van a poder discutir, todos los temas están a debate, pero el ajuste que se dio realmente se hizo para evitar un colapso después de 10 años. Hay que buscar que el ajuste a tarifa vaya acompañado de mejora y dignificación del transporte que, también tiene que ver con los operadores y el marco regulatorio del servicio”, explicó. 


El funcionario estatal aseguró que continúa la colocación de dispositivos de seguridad conectados al C5 en las unidades del transporte público, así como la modernización de las mismas. En total, deberán ser sustituidas mil 200 unidades de un aproximado de 14 mil que conforman el parque vehicular del rubro, por lo que informará de ello a detalle la próxima semana. 


“Estamos avanzando en una serie de medidas que se han tomado, todas dentro del contexto que significó el acuerdo para la modernización, que va más allá de solamente de las unidades, desde luego en esto varias cosas ya han sido públicas, como el reglamento de grúas y corralones”, explicó. 


Reiteró que no habrá prórroga para los transportistas sobre los acuerdos aprobados para el alza de la tarifa del pasaje, y que la fecha límite para la mejora del servicio y condiciones del transporte público seguirá siendo el 12 de febrero. 
“Se están sustituyendo unidades, las que ya habían cumplido su vida útil, falta mucho todavía por hacer pero tengo noticia de que estos días están instalando equipos en unidades, y que están en días recientes y los por venir, trabajando para poder cumplir”, concluyó.