La Secretaría de la Función Pública (SFP) mantiene vigentes distintas auditorías a servidores públicos, municipios y dependencias y organismos estatales, y continúa con procesos de investigación a programas medioambientales en Puebla. Lo anterior, a fin de combatir la corrupción y fiscalizar el uso de recursos públicos tanto locales como federales. 

La información fue dada a conocer por la titular de la SFP, Olivia Villaseñor Rosales, durante su comparecencia ante diputados locales como parte de la glosa del primer informe de labores del gobernador Miguel Barbosa Huerta

Ante posibles faltas administrativas, Villaseñor Rosales precisó que existen 15 procedimientos de investigación en contra de 19 funcionarios, sin embargo, prefirió no revelar las instancias u organismos gubernamentales a las que pertenecen y los cargos que ocupan en ellas. Agregó que, hay tres servidores públicos sancionados, no obstante, tampoco ahondó en el tema. 

Por otro lado, la secretaria dijo que en la que va de la administración estatal, la SFP ha realizado 18 auditorías a gobiernos municipales y dependencias estatales, aunque no precisó los motivos aclaró que las fiscalizaciones se ejecutaron para investigar el uso de los recursos provenientes de la Federación. 

Entre las instancias a las que se les practicó una auditoría se encuentran: las secretarias de Planeación y Finanzas, Infraestructura y Movilidad y el Cobaep, así como los Ayuntamientos de Atlixco, Cuautlancingo, San Andrés y San Pedro Cholula, por mencionar algunos. 

Finalmente, Villaseñor Rosales comentó que la dependencia que encabeza mantiene en vigor una investigación sobre la aplicación de recursos en los programas de saneamiento del río Atoyac y la presa de Valsequillo, por parte de pasadas administraciones estatales.