Víctor Sánchez Espinosa, arzobispo de Puebla, consideró que ante el incremento de los feminicidios y casos de violencia en el país es justo que las mujeres se manifiesten y realicen un paro nacional el próximo lunes 9 de marzo.

“Es parte de la libertad, todos somos libres de manifestarnos. Ojalá sea con respeto. El motivo es justo, estaremos pendientes de las manifestaciones que son por la seguridad ante todo lo que ha pasado, es una forma de manifestar la inconformidad de lo que hemos visto y vivido en estos días”, comentó.

En entrevista después de la misa dominical, el líder de la grey católica hizo un llamado a los tres órdenes de gobierno para atender la violencia en contra de las mujeres.

Asimismo, pidió reforzar las estrategias de seguridad, pues señaló que es necesario que disminuyan los casos de homicidio y feminicidio en la capital poblana.

“Hay esfuerzo de todas las autoridades, todos tenemos el compromiso de apoyar en acciones, trabajar desde su área de influencia para que no se vuelvan a repetir casos de feminicidio ni de violencia contra las mujeres, debemos estar atentos en este tipo de sucesos que se están presentando en todo el país”, subrayó.

Reiteró que es necesario reconstruir el tejido social desde la familia y las instituciones, pues de esta manera la gente empieza a tener valores.

Llamó a la comunidad católica a iniciar el periodo de Cuaresma el próximo Miércoles de Ceniza con fe, pues dijo que es un tiempo de reconciliación con Dios, entre hermanos y de manera personal para salir de esta situación de violencia que se vive actualmente en la sociedad y en las familias.

“Participando en las iglesias, recibiendo este primer signo penitencial que es la Cuaresma y luego lo que es propio de la Cuaresma, pequeños sacrificios, cosas buenas, acercarnos a los sacramentos eso nuestra gente y nuestro pueblo lo vive intensamente”, expresó.