La Comisión de Seguridad Pública del Congreso local aprobó una reforma a la ley en la materia para aplicar un protocolo de respuesta inmediata para la búsqueda de menores o adultos mayores extraviados en lugares públicos o centros comerciales del estado.

La propuesta prevé recurrir a un sistema similar al Código Adam que se aplica en Estados Unidos, a través del cual se realiza la notificación al personal del lugar para la identificación de quien está perdido, además de brindar acompañamiento a los padres para encontrar a la persona.

Con la integración de este protocolo se tendría una coordinación con el Centro Nacional de Prevención del Delito y Participación Ciudadana para coadyuvar en el servicio para la localización de personas y bienes, según los pasos del programa que se aplique.

Se podrán difundir, implementar y capacitar a los integrantes del sistema, a los servidores públicos, particulares y prestadores de servicios, respecto de la aplicación de los protocolos de actuación y respuesta necesarios que se adopten o emitan al respecto.

En entrevista, el diputado local por Movimiento Ciudadano (MC) Carlos Morales Álvarez, mencionó que en muchas ocasiones los niños o adultos mayores con algún problema de memoria suelen perderse en establecimientos sin que las autoridades de los mismos sepan cómo actuar, por lo que esta reglamentación facilita la tarea.

“Esto se trata de que en su momento se apliquen los protocolos por parte de las policías Municipal y Estatal para que en caso de extravío se pueda hacer lo propio, porque en ocasiones hay policías que no saben qué hacer cuando un menor está pidiendo ayuda”, sentenció.

En esta comisión también se aprobó un punto de acuerdo para que el estado implemente acciones de seguridad al interior y alrededores de las instituciones de educativas de nivel superior en la entidad, ante las últimas demandas de este sector por la incidencia delictiva.

La petición sustenta que en las últimas semanas se han suscitado hechos lamentables en alrededores de las Instituciones de Educación Superior (IES) en los municipios de Huejotzingo y Tehuacán, donde han resultado afectados estudiantes.