Foto: Mireya Novo/Agencia Enfoque
Los trabajadores del gobierno del estado mayores de 60 años, con discapacidad y mujeres embarazadas, podrán ausentarse de las dependencias en donde laboran y cobrar su sueldo de manera íntegra, esto ante los casos registrados de coronavirus.
Lo anterior fue informado por el gobernador Miguel Barbosa Huerta, quien puntualizó que los empleados mencionados no deberán asistir a sus centros de trabajo durante el mes de contingencia del 23 de marzo al 23 de abril.
Además indicó que las madres de familia con niños en edad escolar,  podrán ingresar a su trabajo después de las 11:00 horas y no tendrán sanciones económicas ni administrativas.
El ejecutivo explicó que a través de dos decretos esto se deberá llevar a cabo y exhortó al Poder Judicial y Legislativo a tomar estas medidas con el propósito de evitar la propagación de coronavirus en instituciones públicas.