José Juan Ayala, presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, advirtió que al menos 10 mil negocios se verían afectados si la contingencia por la presencia de coronavirus se eleva a fase dos, por lo que el panorama “se ve complicado”.

En entrevista con 24 Horas Puebla, el empresario explicó que alrededor de 40 mil familias verían una disminución drástica en sus ingresos, por lo que previó una pérdida de hasta el 50% del consumo en los negocios establecidos.

José Juan Ayala recalcó que están a la espera de las indicaciones de las autoridades federales, estatales y municipales, con la intención de conocer el actuar ante la contingencia durante la fase 2, por lo que “esperamos que no sea así, porque sería un impacto muy serio y si hay un cierre masivo será más fuerte, es importante no entrar en pánico”.

Señaló que en días recientes, a pesar de que existe movimiento en el Centro Histórico, el consumo en los negocios es “bastante bajo”, pues estimó una disminución económica de 20% en los sectores restauranteros, hoteleros y de comercio.

“Iniciamos el año muy complicado, pero ahora el panorama pinta aún más complicado, creemos que hasta el momento hemos tenido una pérdida que va del 5% al 20%; eso nos preocupa y esperemos que pase pronto”, dijo.

Indicó que con la llegada del coronavirus a la entidad se han realizado acercamientos entre empresarios y las autoridades municipales acordando no generar una mala imagen de lo que pasa, sino que se trata de ser solidarios y acatar las medidas necesarias.

Finalmente, señaló que las unidades de negocio en el Centro Histórico aplican las medidas de sanidad necesarias para evitar la propagación del Covid-19, como lavado de manos, uso de gel antibacterial, además de limpiar de modo exhaustivo las zonas de mayor uso por los clientes al menos tres veces al día.