Cámaras empresariales señalaron que el Coronavirus (Covid-19) ha representado un golpe a la economía global, por lo que piden a los gobiernos federal, estatal y municipales implementar medidas económicas que coadyuven a sobrellevar el complicado entorno que se está volviendo.

En rueda de prensa, los empresarios propusieron eliminar el Impuesto Sobre la Nómina (ISN), durante el periodo de la contingencia epidemiológica; así como apoyar gestiones de empresas privadas en la devolución del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del Impuesto del Valor Agregado (IVA).

Asimismo, requirieron evitar revisiones fiscales por parte de Finanzas y otras instancias estatales y municipales. Incluso, propusieron extender un mes más el plazo para presentar las declaraciones anuales de impuestos, así como promover una reducción significativa de los recibos de consumo de luz y agua.

Por otra parte, solicitaron a las autoridades estatales realizar a la brevedad los pagos pendientes con proveedores privados, a fin de apoyar la economía, dar preferencia a empresas poblanas en licitaciones de compras de coyuntura y detonar la economía local.

En su alocución, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Ignacio Alarcón, señaló que en Puebla se tiene registro de un millón 200 mil empleos, con 24 mil empresas afiliadas, las cuales generan el 62% del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que es necesario que las peticiones sean tomadas en cuenta por el Ejecutivo y la Secretaría de Economía.

Dijo que como sector confían que tanto gobierno, sociedad y empresas, logren hacer un frente común que atienda las principales preocupaciones y demandas de cada uno de los poblanos por lo que es fundamental otorgar estímulos a empresas y ciudadanos que viven en la entidad.

Señaló que por el momento no hay ninguna empresa cerrada en Puebla, pero hay otras que activaron algunos planes de contingencia internos, como mandar a su gente a trabajar desde sus casas, “no todas las empresas lo pueden hacer, pero algunas adoptaron el Home Office desde la semana pasada”.

Además de que a los trabajadores se les sigue pagando al 100% las nóminas, informó que en alguna empresas están adelantando algunas vacaciones para no pegarle tanto a la economía interna de cada negocio.

El empresario del CCE expresó que lo que les preocupa es llegar a una fase 3 de Coronavirus, puesto que la economía local se vería paralizada y es lo que menos esperan.

“Vamos a ver como va marchando esto y con el tiempo iremos viendo como va generando el impacto, si hay que aclarar si nos ha mermado mucho las ventas en algunos sectores(…) Yo creo que si llegamos a esa fase 3 es como decir cierra la puerta y vámonos todos, es algo complicado, no quiero ni pensar en sí llegamos a esa fase”, finalizó.