Foto: Cuartoscuro/ Archivo
Como medida preventiva ante el brote de coronavirus, la Basílica de Guadalupe cerró sus puertas por primera vez en la historia.
 
Con únicamente diez fieles, el Arzobispo Carlos Aguiar Retes ofreció la misa dominical que fue transmitida por redes sociales y algunos canales de televisión.
 


Cabe recalcar que estó nunca había sucedido pues durante la crisis por Influencia AH1N1 la celebración se realizaba  en el atrio.
 
Anteriormente, la Basílica comunicó que se cancelarían peregrinaciones masivas, misas particulares y actividades pastorales, además de que el coro infantil reanudaría actividades hasta el 20 de abril, conforme al calendario escolar.
Con Información de 24 Horas El Diario Sin Límites