Juan Manuel Rodríguez Rodríguez, presidente municipal de Tulcingo del Valle,  decretó toque de queda a partir del  31 de marzo y hasta nuevo aviso. La medida la implementó luego de que se registró el primer caso de Covid-19 en la demarcación.

A través de un video, el edil aseguró que la medida es para proteger a las familias de la región y a fin de no saturar el nosocomio del municipio, al cual también acuden enfermos del estado de Guerrero y no se daría abasto para atender la pandemia y las enfermedades generales.

Rodríguez Rodríguez destacó que el toque de queda se instauró de las 21:00 horas y hasta las 5:00  horas por lo que las personas que tengan que salir, deberán justificarlo a fin de no ser multados.

Explicó que la gente que rompa el toque de queda tendrá que pagar una multa de 500 pesos, si reincide en una segunda ocasión 800 pesos y si lo hace por tercera ocasión será de dos mil pesos. El acuerdo, dijo, se estableció en Sesión de Cabildo.

“Estas medidas son para salvaguardar la salud de los jóvenes, ya que se les ha detectado en calles, sin tomar la seriedad que este tema nos confiere. Acatemos las medidas de prevención por el bien del municipio y recordemos que los  adultos mayores son los más vulnerables ante esta enfermedad”, resaltó.

También señaló que los paisanos que llegan del extranjero deberán estar 15 días en autoconfinamiento para descartar el virus, esto es por la salud de su familia y de la gente de la comunidad.

El edil precisó que los más vulnerables son los adultos mayores, por lo que si se toma consciencia de la medida, podrán contener el virus sin afectar a la población.

Finalmente, pidió a la gente que no entre en pánico, pero que tome las medidas de precaución que les han estado informando.