La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Puebla inició una investigación por la implementación de toque de queda en el municipio de Tulcingo de Valle por la pandemia de Covid-19, al considerarse que violenta el derecho al libre tránsito de los ciudadanos.

Derivado de esta emergencia sanitaria, la CEDH ha emitido al menos tres llamados más para evitar la violación a los derechos humanos por la presencia de este virus en Puebla, sobre todo en materia de discriminación, prevención y atención de salud para todos quienes lo necesiten.

En el caso de Tulcingo de Valle, la CEDH aseveró que los estados y municipios no cuentan con la facultad para restringir o suspender los derechos y garantías reconocidas en la Constitución. Tal es el caso del artículo 11, el cual marca que el libre tránsito solo puede ser limitado o restringido temporalmente por el Presidente de la República.

Uno de los llamados que hizo este organismo, fue tanto a servidores públicos como a la sociedad en general a no realizar actos discriminatorios a personas pertenecientes a grupos en situación de vulnerabilidad o a personas que hayan resultado positivo por COVID-19.

Por el contrario, se solicitó que se brindara información accesible, oportuna y confiable que garantice el acceso a la salud, y a que se tomen las medidas necesarias para enfrentar la contingencia por coronavirus, sin que esto implique una violación a la integridad de los ciudadanos.

Asimismo, emitió medidas cautelares para que los directores de los Centros Penitenciarios implementaran mecanismos encaminados a la protección de la salud y la vida de los reos en el estado, así como de sus visitantes y personal penitenciario.

Entre los más importantes se encuentran plantear una estrategia para mantener informada a la población privada de la libertad, así como el personal de los penales, además de dotar en la medida de lo posible de productos necesarios, como por ejemplo agua, jabón y gel antibacterial.

Desde el inicio de la contingencia, la CEDH exhortó al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al servicio de los poderes del Estado de Puebla (ISSSTEP), la Secretaría de Salud y Servicios de Salud del estado, a establecer los protocolos de la Organización Mundial de Salud (OMS), así como del Protocolo Mitigación del Coronavirus.

Esto con la finalidad de asegur el derecho a la salud, la atención médica, tratamientos adecuados y medicamentos, ante las denuncias que hubo por falta de insumos para enfrentar la situación en los hospitales, para evitar daños de difícil reparación en agravio de los ciudadanos.

Ante esta situación, convocó a todas las autoridades a respetar las medidas oficiales implementadas para minimizar los riesgos de contagio por dicho virus, así como actuar dentro del marco de la Ley y a respetar los derechos humanos de los poblanos.