Con prácticamente la gubernatura esperándole a la vuelta de la esquina, con medio cuerpo de regreso a Casa Puebla/Casa Aguayo, pregunto:

¿Y cómo andan las cosas en el PAN poblano?

Está bien que anden en pleito de posiciones plurinominales y mejores candidaturas, pero ¡ya, en serio!

Queda claro que quien sea candidato a la presidencia municipal de Puebla está más cerca de la candidatura a la gubernatura. Por ende, a ganar las dos.

Pero también en el PAN hay competencia. Así es que:

Eduardo Rivera Pérez aún no la tiene ganada, pero qué tal que la gana y de ahí a gobernador.

Tony Gali Fayad aún no la tiene perdida, pero qué tal que la gana y de ahí a senador, a diputado local o federal, porque gobernador no puede repetir.

Guillermo Velázquez tiene esperanzas y proyecto, por eso le apuesta a su candidato Tony, quien no le compite y, en tanto, puede reelegirse tranquilamente, hacer su cochinito y ser candidato a gobernador. ¡Maravilloso!

Mario Riestra Piña se juega la lotería. Si se la saca, ¡imagínate!, sería candidato, luego alcalde; luego candidato, luego gobernador; luego candidato y luego presidente.

Y en una de esas “les brinca El Tigre. Aunque en el escenario y proyecto de Humberto Aguilar Coronado está la presidencia del comité nacional del PAN, ser alcalde, con presupuesto y manejo y miras a Casa Puebla/Casa Aguayo, pues…

Los panistas habrán de ponerse de acuerdo.

Se repartirán las posiciones, y unos contentos y otros no tanto.

Pero a todos les tocará.

Punto.

He dicho y he escrito.

TONANTZIN ¡ES GALISTA!

Pues ya me dieron mi coscorrón.

Me pasó lo que Lydia Cacho, con Mario El Precioso Marín. Me dieron “mi coscorrón”.

En la reciente columna, la de ayer, escribí que la diputada de Morena Tonantzin Fernández Díaz, había trabajado para el gobierno municipal de Mario Marín, pues su currículum dice que:

“Se desempeñó como funcionaria de la Secretaría General del Ayuntamiento de Puebla, entre otros…”.

¿La verdad? Me aceleré.

No, no trabajó para El Precioso, trabajó para la administración municipal de Tony Gali.

Pero eso no hace a Tonantzin una persona mala, una servidora pública ineficiente, una profesional disminuida. No. Ni la descalifica para ser “chaira”.

Nada más que no lo esconda y ya.

Mire usted, diputada.

Barbosa se tomaba fotos con Moreno Valle, hasta que se pelearon.

Y terminaron acusándose mutuamente de ser “El rey de los moches”.

A final de cuentas, nunca supe quién ganó aquella épica batalla tuitera.

Así es que, diputada, que no le dé pena.

Si estoy mal, deme mi coscorrón (otro).

Abrazo (virtual).

Punto.

 

NI OBAMA

Después de que esta columna reveló la historia priista, panista y morenovallista de la mayoría de los diputados de la coalición Juntos Destrozaremos la Historia, igual a Morena, mi querido Emilio Maurer me contestó vía Twitter que: “Todos somos del mismo barro, pero unos son bacinica y otros jarrón. Pues, según Maurer, quienes son bacinica no los ocupan, ni Barbosa ni Obama.

 

EL VERDUGO

El gobernador Luis Miguel Barbosa puso a la venta el hangar y los tres helicópteros del gobierno estatal. Yo quiero el que esté bendecido. El Verdugo dice: “Ese no se cae”.

Recuerden: De Buena Fuente no es la mejor columna política, pero tiene a los mejores lectores.

 

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS PUEBLA