Con la eliminación de todos los fideicomisos públicos sin estructura orgánica que el Poder Ejecutivo ordenó eliminar, se obtendrán alrededor de 250 mil millones de pesos, bolsa que deberá destinarse sobre todo al pago de la deuda, informó el Presidente Andrés Manuel López Obrador en La Mañanera de hoy.

“Teníamos que hacerlo porque no los demanda la Ley de Austeridad Republicana, la ley vigente plantea la extinción de fideicomisos y fondos que no se consideren estratégicos o que requieran modificaciones legales. Hay fideicomisos que si están creados por ley, esos no se pueden eliminar por decreto, pero hay muchos constituidos por acuerdos o decretos del Ejecutivo.

“Son muchos, proliferaron, vamos a decir que cada dependencia, no todas pero sí algunas, tenían sus guardaditos, y lo que se está haciendo ahora es concentrar todos esos recursos en Hacienda y Hacienda los va a distribuir”.

El mandatario indicó que recomendará que esa distribución se haga con cuatro propósitos: fortalecer los programas sociales, para la reactivación económica, apuntalar a Petróleos Mexicanos (Pemex) y pagar deuda.

“A este concepto vamos a destinar la mayoría de los recursos porque no queremos que se incremente la deuda, queremos hacer todo lo posible para seguir cumpliendo de que no haya aumento en la deuda pública, esto es contrario a lo que se hacía antes de que lo primero es pedir créditos”.

El mandatario indicó que los fideicomisos juntarán una bolsa de 250 mil millones de pesos, lo que sería equivalente a un punto del Producto Interno Bruto (PIB).

Resaltó que ésta es una de las medidas que anunciará el próximo domingo en su informe trimestral para reactivar la economía frente a la crisis del coronavirus.

Ayer, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la eliminación de todos estos fondos federales, los recursos deberán trasladarse a la Tesorería de la Federación a más tardar el 15 de abril.

Con información de 24 Horas El Diario Sin Límites