El mayor recorte de suministro contemplado por los principales productores de petróleo del mundo está en juego, luego de que la negativa del líder izquierdista de México a poner en riesgo sus planes de reconstruir la compañía petrolera estatal Pemex enojó al príncipe saudí que ayudó a elaborar el acuerdo.

Durante las últimas horas, México ha mantenido a la industria petrolera en vilo al resistir a la presión de Arabia Saudita para que se someta a recortes globales por un valor de casi un cuarto de la producción para los países participantes, con la meta de revivir los precios desde su nivel más bajo en décadas.

De acuerdo con algunas fuentes cercanas a las negociaciones indican que llegar a un acuerdo podría prolongarse hasta este domingo o el próximo lunes cuando los mercados reaccionen ante la negativa de México en recortar 23% su plataforma de producción.

La jefa adjunta de Energy Intelligence, Amena Bakr reveló que algunos miembros de la OPEP están sugiriendo eliminar a México del grupo de países petroleros.

Conforme avanzan las cosas van surgiendo múltiples controversias, pero se espera que se logré cerrar un acuerdo para que se estabilice el mercado o haya una recesión global.

Con Información de 24 Horas El Diario Sin Límites.