Este año por primera vez artesanos del Barrio del Artista no pudieron cumplir con la tradición y celebración de la “Quema de Judas”, una actividad en la cual figuras de personajes del ámbito político, cultural e intelectual, nacionales e internacionales son quemadas ante el escarnio público.

Por primera vez en más de 50 años dicho lugar lució completamente vacío, debido a que este evento tuvo que ser cancelada por la contingencia del Coronavirus, pues cada año esta tradición concentra a miles de poblanos y turistas.

Cabe recordar que durante el sábado de Gloria los muñecos hechos de carrizo y papel china se queman con la intención de borrar todo lo pasado y convertir un año renovado espiritualmente.

La quema de Judas es relacionada con “Las Fallas de Valencia”, una costumbre  de origen turco que llegó a tierras mexicanas luego de la conquista. La evangelización de esa época relacionó la quema de Judas como una manera de representar a Judas Iscariote que vendió a Jesús por unas cuantas monedas.