El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que no fuera por la fuerza ni mediante un toque de queda que la población siguiera las indicaciones para quedarse en casa debido a la emergencia sanitaria generada por el coronavirus.

“No fue por la fuerza, no fue toque de queda, hay buena comunicación entre pueblo y gobierno. Esto nos ha permitido que se haga caso en las recomendaciones, en la mayoría del país pasamos la prueba de Semana Santa y las playas estuvieron vacías, por eso vamos avanzando a pesar de los pesares”, refirió en su conferencia de este martes.

Durante la conferencia de esta mañana, López Obrador  aseveró que se mantiene la preparación para el momento más difícil y enfrentar la pandemia; además, afirmó que se requiere unir voluntades para poder superar la contingencia.

Informó que el próximo jueves se informará la estrategia a seguir, una vez que se sepa el total de insumos e infraestructura médica con la que se cuenta a nivel nacional; así como la forma en que se regresará a las actividades de manera escalonada.

Indicó que para salir de la crisis económica habrá “una inyección de dinero en beneficio de la población, sobre todo de los más pobres, para que tengan la capacidad de consumo en tres meses y así poder levantar pronto la economía”.

El mandatario federal aseguró que incluso se avanza en el terreno político, donde reconoció qué hay oposición, pero no es significativa.

Con información de Agencia Notimex.