De dos a 12 años de cárcel se busca imponer a quienes durante una emergencia sanitaria, como la pandemia por el virus Covid-19, difunda información falsa que provoque temor o confusión en la población, propuesta que se impulsará desde el Congreso de Puebla.

La iniciativa -presentada por integrantes de la bancada del Partido Encuentro Social (PES)- se trata de una reforma al artículo 213 del Código Penal del estado, para castigar la desinformación durante una epidemia de carácter grave, peligro de invasión de enfermedades transmisibles o catástrofes que afecten al país.

Actualmente esta legislación contempla sanciones contra quienes a través de cualquier medio de comunicación publiquen datos erróneos o noticias irreales, no solo de hasta 12 en prisión sino también una multa económica que llegará hasta los 24 mil 644 pesos.

La modificación incluye que estas sanciones apliquen en un escenario complejo de salud como en este momento el coronavirus, ya sea por información sin validez o descrédito o contradicción con las acciones o políticas implementadas por el estado.

La iniciativa se basa en que la Constitución Política señala que la manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa sino en el caso de que ataque a la moral, la vida privada o los derechos de terceros, provoque algún delito, o perturbe el orden público.

Por lo que no busca coartar la libertad de expresión que no se sujeta a censura, pues su límite es el respeto a los derechos de los demás, es decir que en no se puede permitir en ciertas circunstancias que podrían originar inestabilidad.

“Sin duda, la difusión de noticias falsas que generen alarma o terror en la población es un hecho que tiene como objetivo perturbar la paz social razones por las que se sanciona penalmente, sin embargo, cuando se realizan esas conductas durante un estado de emergencia, las consecuencias negativas son mayores para la población”, refiere el documento legislativo.