La zona de Amalucan y unidades habitacionales ubicadas al sur de la capital poblana son los lugares con más personas contagiadas por coronavirus, reveló Gustavo Ariza Salvatori, encargado de despacho de la Secretaría de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos del municipio de Puebla.

Explicó que el incremento de casos se debe a que las personas no han dejado de salir a la calle, siguen haciendo fiestas y hasta eventos deportivos, como el que ocurrió en la unidad habitacional Manuel Rivera Anaya, por lo que urgió a los ciudadanos a tomar medidas de prevención y respetar el confinamiento.

Asimismo, el funcionario municipal conminó a los poblanos a no celebrar el Día de las Madres con eventos masivos y, de ser posible, no recibir en su domicilio a familiares que no vivan en la misma casa debido a que la próxima semana y hasta la tercera de mayo se espera el mayor contagio en la ciudad.

Ariza Salvatori afirmó que mantener la sana distancia y tomar en serio el confinamiento domiciliario ayudará a romper la cadena de contagio, pues la tasa de mortandad de Covid-19 es alta.

“La gente que está por festejar el 10 de mayo, aunque es una fecha importante, por favor no son vacaciones, no son fiestas familiares, hay que tener sana distancia. La gente que viene de fuera, aunque son nuestros hermanos, padres o madres, pueden traer con ellos el virus y pueden contagiar a las personas y puede haber un contagio entre familias”, recalcó.

En su turno, Claudia Rivera Vivanco, presidenta municipal de Puebla, exhortó a los poblanos a guardar el confinamiento y no saturar los establecimientos de comida en los festejos del 10 de mayo.

Aseguró que el municipio no puede imponer sanciones ni a los restauranteros que no cierren sus negocios ni a la gente que acuda. Sin embargo, resaltó que harán recorridos para evitar aglomeraciones tanto al interior como al exterior de los inmuebles.

“Los decretos que la autoridad estatal ha emitido no facultan a la autoridad municipal para hacer sanciones o para aplicar ciertos seguimientos a los propios decretos, recae en el propio decreto la responsabilidad sancionadora a la autoridad sanitaria estatal. Nosotros coadyuvamos en el ejercicio de estas competencias para que esto ocurra”, explicó.