Facebook dio a conocer su comité formado por personalidades que representan una amplia gama de países, idiomas y ámbitos, y serán responsables de decidir sobre el contenido controvertido que se publica en la plataforma.

En los últimos años, Facebook ha sido el centro de muchas críticas, al señalar a la empresa por no actuar con mayor contundencia para eliminar los mensajes de odio.

Por lo que la red social tomó la decisión de presentar un nuevo modelo de moderación de contenido para Facebook e Instagram y anunció a sus integrantes iniciales.

La junta está compuesta por cuatro copresidentes y otros 16 miembros que fueron anunciados el día de hoy y provienen de todo el mundo.

Los integrantes hablan más de 27 idiomas y representan diversos antecedentes y puntos de vista profesionales, culturales, políticos y religiosos. Además, esperan que con el tiempo puedan hacer crecer la Junta a alrededor de 40 miembros.

Agregan que “si bien no podemos afirmar que representamos a todos, estamos seguros de que nuestra composición global respaldará, fortalecerá y guiará nuestra toma de decisiones”

Facebook ha dejado en claro que los miembros de la junta son independientes a todas las redes sociales de Mark Zuckerberg.

“De hecho, muchos de nosotros hemos criticado públicamente la forma en que la compañía ha manejado los problemas de contenido en el pasado. Los miembros contratados directamente con la Junta de Supervisión, no son empleados de Facebook y no pueden ser eliminados por Facebook”

Aseguran que con su independencia financiera, el cual está garantizada por un fondo completamente independiente de Facebook, ayudará a proteger su juicio autónomo y les permitirá tomar decisiones libres de influencia o interferencia.

Parte del comité incluye a la ganadora del Premio Nobel de la Paz 2011, la yemení Tawakel Karman, periodista, activista y política comprometida con la defensa de los derechos de las mujeres, así como la exprimera ministra danesa Helle Thorning-Schmidt, expresidenta de la ONG Save the Children.

También está el húngaro András Sajó, exjuez y vicepresidente del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y el británico Alan Rusbridger, exeditor en jefe del diario británico The Guardian, quien dio al grupo visibilidad global después de las revelaciones de Edward Snowden.

Con información de 24 Horas El Diario Sin Límites.