A pesar de que el programa de reactivación económica es positivo, el “pronóstico es reservado” por el cierre de actividades, cuyo “golpe a la economía será brutal, como nunca antes visto en la historia de México”, advirtió el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Enoch Castellanos Férez.

En videoconferencia, el dirigente aseguró que “los meses de abril, mayo y junio son los que van a resentir el golpe del paro de actividades económicas no esenciales, cuya caída será muy fuerte, de entre 20 y 40 % del Producto Interno Bruto (PIB), según nuestras estimaciones, será brutal…. pero que se explica por los ordenamientos legales en materia de salud”.

Sin embargo, dijo, México entrará en la reactivación justo en el momento en la curva más alta de contagios, con medidas gubernamentales que no son acordes al tamaño de la crisis, en la que muchos organismos internacionales prevén una caída para México del PIB promedio de 6.0 %, en su escenario positivo, con una tendencia de hasta 10 %.

Aunado a ello “se registra la peor caída del empleo, tan solo para el mes de abril de 555 mil puestos de trabajo, y entre los meses de marzo y abril se acumula una pérdida de más de 685 mil empleos; a estos empleos formales se le deberán sumar los empleos informales, lo que ocasionaría la pérdida de un millón 400 mil empleos”.

Más allá, Castellanos Férez advirtió que “si la crisis se agudiza, con una caída de doble dígito, la pérdida del empleo será de dos millones de trabajos en todo 2020”.

Refirió que el próximo 18 de mayo iniciará la reactivación, pero ésta se dará de manera escalonada, con una semaforización en aquellos estados que han tenido menos contagios, lo que ocasionará que la economía “no se recupere en plenitud hasta el primer trimestre de 2021”.

“De cumplirse las peores proyecciones y no contenerse (la pandemia) podría tomar varios años recuperar los puestos de trabajo, lo que significa que más personas irán a la pobreza, entre 10 millones y 14 millones de personas, lo que podría afectar la estabilidad social del país”.

Dijo que por ello urge reactivar la economía, como señaló el gobierno federal, pero la reactivación será a una nueva “normalidad”, es decir, con algunas previsiones y restricciones; y según los modelos epidemiológicos y matemáticos, se podría superar el problema sanitario entre agosto y octubre y hay quien dice que específicamente el 19 de septiembre.

Entonces, al ser México uno de los primeros países en reactivar la economía se deberá ser cauto, explicó el dirigente de los industriales, “pues lo peor que podría pasar al país es que por atender la emergencia económica tuviéramos un rebrote que nos obligará a dar marcha atrás”.

“Se deben por tanto tomar acciones coordinadas que permitan una rápida recuperación, pero sin riesgos de rebrotes”.

En este contexto, añadió, iniciamos la reactivación el próximo día 18, que tan solo con el sector automotriz se reabren tres mil 800 empresas ligadas a la cadena, entre armadoras, autopartes, entre otras, y en minería, además de la extracción en minas, se integran mil 500 empresas ligadas al sector.

Con información de 24 Horas El Diario Sin Límites.