El licor adulterado podría contener metanol, por lo que se convierte en una sustancia demasiado tóxica para el consumo humano, pues en grandes cantidades puede provocar la muerte, advirtió Ivonne Guadalupe Sánchez de la Rosa, médico general particular al nororiente de la capital poblana.

Los principales síntomas son náuseas, vómito, cefalea o dolor de cabeza, irritación gástrica de alto contenido toxico del metanol, vista nublosa y en muchas ocasiones puede generar un estado de coma o la muerte.

En entrevista para 24 Horas Puebla, la especialista explicó que al consumir bebidas alchólicas adulteradas con metanol, los efectos inician entre los 30 minutos y las 72 horas después. Al comienzo las personas suelen confundirlo con una borrachera, pero conforme pasa el tiempo, los malestares empeoran.

“El metanol es muy tóxico y que es utilizado como un aditivo en los combustibles, entonces el ingreso de esta sustancia al organismo es demasiado peligroso (…) Por lo general, estos productos los venden en sitios clandestinos, o en licorerías de dudosa procedencia, envasado en botellas recicladas, con etiquetas adulteradas”, indicó.

Finalmente, Sánchez de la Rosa comentó que en esta contingencia sanitaria no es tiempo de vacacionar o del consumo excesivo de alcohol, pues explicó que ante la situación económica la gente prefiere comprar cosas por menor precio: “sabemos que a menor precio la calidad también disminuye, lo recomendable seria que si van a tomar medidas tengan la precaución de checar los sello y que el precio este acorde al producto”.