El Ayuntamiento de Puebla informó que, tras realizar una recepción conjunta con la Secretaría de Salud estatal de los 12 ventiladores pediátrico-adulto adquiridos con la empresa proveedora de estos, se determinó que el equipo médico es inadecuado y no cumple con las especificaciones establecidas en el contrato de compra celebrado entre la Comuna y la compañía estadounidense.

Leobardo Rodríguez Juárez, secretario de Administración municipal, precisó que algunos respiradores artificiales presentaban fallas físicas y deterioro, por lo que se tomó la decisión, a observancia de la instancia de salud estatal, de no recibir estos ventiladores.

De esta manera, el gobierno capitalino inició un proceso de devolución de los insumos tecnológicos, mismos que la empresa proveedora tendrá que sustituir por el equipo correcto. En caso que ésta no brinde una solución, la administración local iniciará un proceso de recesión contractual respaldado por una fianza de cumplimiento.

El gobierno de la ciudad de Puebla acompaña la decisión de la Secretaría de Salud estatal, dados los hechos descritos y reitera su compromiso por concretar la donación los 12 ventiladores que brindarán atención de pacientes en terapia intensiva diagnosticados con Covid-19.