Habitantes de la Junta Auxiliar de San Miguel Espejo bloquearon la carretera principal de esta zona para exigir la clausura de una fábrica de composta, la cual emite olores fétidos y los vuelve vulnerables ante la pandemia de coronavirus.

Los vecinos pidieron al gobierno estatal y municipal el cierre de la fabrica, ya que los olores son tan intensos que afecta la salud de toda la Junta Auxiliar.

Al lugar llegaron elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), se espera el arribo de la Secretaría de Gobernación Municipal (SEGOM) y de Salubridad para llegar a un acuerdo con los afectados.