Francisco Lobato Galindo, presidente de la Red Mexicana de Franquicias (RMF), señaló que la puesta en marcha de la Ley de Amnistía, presentada este miércoles ante el Congreso de Puebla, que plantea el perdón a los presos, podría convertirse en un problema social.

Refirió que esta ley no es prioridad es este momento, pues se deben atender temas de salud y empleo para hacer frente a la contingencia por Covid-19 en la entidad.

Explicó que dicha legislación no va a hacer mucha diferencia en el tema de liberar a personas que se encuentran vulnerables ante el coronavirus, pues de igual manera se pueden contagiar en su casa o en la calle, ya que nos encontramos en Fase 3, cuando es más fácil infectarse.

Lobato Galindo recalcó que dicha disposición debe ser analizada antes de aprobarse pues también puede existir un beneficio, ya que puede tratarse de una ley que se aplica correctamente y bajo términos de atender los problemas de injusticia y a las personas que fueron encarceladas de forma errónea, estarían de acuerdo.

“Desde el punto de vista que sea una verdadera justicia sí, porque podría ser que gente que no tuvo para pagar una adecuada defensa esté pagando por un delito que no cometió, podría ser que pudieran ser presos políticos, o casos de personas que no tuvieron un debido proceso y que fueron sentenciadas con irregularidades y en ese sentido sí ayuda, por lo que en ese sentido debe revisarse bien cada expediente antes de liberar a alguien”, finalizó.