Habitantes de la junta auxiliar San Francisco Totimehuacán, al sur de la capital poblana, colocaron un aviso en la entrada del Panteón de Arenillas en el que advierten que no permitirán el ingreso de fallecidos por Covid-19.

Este camposanto, de acuerdo con las autoridades locales, será usado por el Ayuntamiento de Puebla como auxiliar al Panteón Municipal, el cual se registra 97% de ocupación.

En un sondeo realizado por 24 Horas Puebla, los presidentes de las juntas auxiliares de La Resurrección, San Andrés Azumiatla, San Baltazar Campeche, San Pablo Xochimehuacán y San Francisco Totimehuacán dieron a conocer que buscan adquirir nuevos predios para enterrar a sus muertos, pues estos operan a su máxima capacidad.

Isaac Chetla Muñoz, presidente auxiliar de Totimehuacán, informó que tienen poco espacio para enterrar a los muertos, “estoy en cero, ya no hay espacio”.

“La gente del pueblo que va falleciendo se les va dejando el espacio, donde ya tiene más de 10 años algún familiar sepultado, (…) todas las 17 juntas auxiliares estamos en el mismo tema: ya no tenemos panteón”, dijo en entrevista con esta casa editorial.

Chetla Muñoz dijo que espera contar con el apoyo del gobierno municipal para habilitar otro lugar y sepultar a los difuntos, pues el Panteón de Arenillas es operado por la autoridad municipal.

En su turno, el edil auxiliar de San Baltazar Campeche, Roberto García, declaró que el cementerio de esta zona se quedó sin espacio: “Está lleno, la situación es que el panteón siempre ha sido de conflictos y de señalamientos, ya que administraciones pasadas han vendido hasta los pasillos”, declaró.

Aunque ha sido complicado habilitar un nuevo camposanto, Roberto García relató que realiza los trámites correspondientes para comprar un nuevo terreno. “Por la complejidad de nuestra junta auxiliar, que ya la rebasó la mancha urbana, obviamente no es posible encontrar un terreno con las características que se necesitan”, señaló.

En tanto, Raymundo Cordero, presidente auxiliar de San Andrés Azumiatla, dijo que el cementerio de esta zona se encuentra a un 90% de su capacidad, por ello los vecinos se organizan para comprar un terreno, “pero por la contingencia no podemos hacer las reuniones”, comentó.

Asimismo, Abraham Alejandro Pérez, edil auxiliar de La Resurrección, dijo que su panteón se encuentra al 95% de su capacidad, por ello se realiza la habilitación de un nuevo lugar: “Nosotros tenemos un terreno y necesitamos poner barda y acondicionarlo, pero estamos en ese proceso”, indicó.

Adelfo Gutiérrez, secretario particular de la presidencia de San Pablo Xochimehuacán, reveló que el camposanto de la demarcación está totalmente lleno.

“Sólo están viniendo a sepultar a los que cuentan con un espacio que se haya comprado en su momento, pero lotes nuevos no hay, (…) se busca comprar un terreno; lo que pasa es que en San Pablo no hay espacios, por ello no se puede ampliar”, aseveró.

Este diario también consultó a las presidencias auxiliares de Ignacio Romero Vargas, Ignacio Zaragoza, La Libertad, San Baltazar Tetela, San Felipe Hueyotlipan, San Jerónimo Caleras, San Miguel Canoa, San Pedro Zacachimalpa, San Sebastián Aparicio, Santa María Tecola, Santa María Xonacatepec y Santo Tomás Chautla, aunque, sin embargo, no pudieron atender las llamadas.

 PANTEÓN MUNICIPAL

En una consulta por separado, la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos del Ayuntamiento de Puebla informó que el Panteón Municipal de Puebla se encuentra en el 97% de su capacidad para recibir cadáveres, por ello no se descarta la posibilidad de habilitar otro lugar para sepultar a los muertos

La dependencia precisó que el 3% restante representa 400 nichos disponibles.

Asimismo, reportó que del 25 de marzo al 15 de mayo de este año seis personas que fallecieron por Covid-19 fueron sepultadas en este lugar.

Este medio buscó una entrevista con José Israel Román Romano, titular de esta secretaría, sin embargo, la rechazó de último minuto.