Con el anuncio de la Nueva normalidad que iniciará en la tercera semana de junio, el gremio de artista urbanos que se instala en el Centro Histórico de Puebla, la Asociación Civil “Primero Payasos”, temen que se les prohíba realizar shows para obtener ingresos económicos y mantener el sustento de su familia, relató Mario Bautista Aparicio, presidente de este grupo.

En una entrevista que realizó 24 HORAS Puebla a Bautista Aparicio, también conocido como el payaso Boris, dijo que aún desconocen si tendrán permiso de instalarse en el Zócalo todos los domingos como lo venían haciendo anteriormente.

“Hasta el momento no se nos ha indicado cómo va a ser el regreso, para poder laborar, ya que ellos (El Ayuntamiento) son los que nos van a marcar para darnos indicaciones”, declaró.

Comentó que su grupo pertenece al Programa de Artistas Urbanos del Ayuntamiento de Puebla, para identificarlos se les otorgó un tapete con el número 40. Agregó que las personas que conforman esta Asociación Civil han teniendo reuniones para acordar que medidas de prevención utilizarán en caso de que se les permita volver.

“Hemos tomado la decisión de usar cubrebocas, caretas, guantes y marcar la separación entre persona y persona, y llevar gel antibacterial”, relató.

Bautista Aparicio narró que desde los primeros días de marzo que se detectó el primer caso de Coronavirus han teniendo complicaciones para generar ingresos, ya que los lugares públicos quedaron restringido.

Por ello han tenido que dar espectáculos  en el transporte público para obtener dinero y gastarlo en productos de la canasta básica.

“Es la única fuente de trabajo que tenemos nosotros (…) el poco dinero que hemos juntado es saliendo a laborar en los camiones, es como hemos solventado los gastos”, indicó.

El payaso Boris, dijo que intentaron obtener ayuda del gobierno del estado de Puebla, sin embargo, sólo les respondieron que en su momento recibirían una despensa, no obstante hasta este día siguen sin recibir lo que la administración estatal habían prometido.

“Nosotros somos de los grupos más vulnerables, y no se nos ha apoyado en nada, nosotros nos acercamos a ellos, (…) el gobierno del estado, lo único que nos comentó que las entregas de despensas iban a ser de casa en casa, pero lamentablemente nunca nos llegó un apoyo”, sentenció.

Al contactar al Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMACP) para conocer si se les permitirá que se instalan en el Centro Histórico en la tercera semana de junio, informó que aún no hay fecha para que los artistas urbanos vuelvan.